Un agente medioambiental, con los níscalos decomisados en estos últimos días. / el adelantado
Publicidad

Los agentes del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta han aprehendido más de 230 kilogramos de níscalos que habían sido recogidos en los montes de Segovia sin la autorización oportuna.


Es el resultado de los últimos controles realizados por los agentes en el nordeste segoviano. En estas últimas actuaciones llevadas a cabo de manera conjunta por agentes medioambientales y celadores de las comarcas de Boceguillas y Riaza, se localizó una zona de monte con un gran número de vehículos de recolectores, que habían acudido al lugar atraídos por la masiva fructificación de níscalos (Lactarius deliciosus). En la inspección realizada se comprobó que muchos de estos recolectores no disponían del permiso de recogida preceptivo, por lo que los agentes tuvieron que proceder a tramitar la correspondiente denuncia y decomisar las setas recolectadas, que ascendían a una cantidad aproximada de 230 kilos de níscalos.


Desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta se recuerda que la mejor manera de disfrutar del aprovechamiento micológico es informarse previamente sobre la legislación que regula esta actividad. La expedición de las licencias micológicas puede realizarse a través de la página web ‘micocyl.es’ y para cualquier duda o consulta, los interesados pueden ponerse en contacto con los agentes medioambientales de la zona antes de acudir al monte a recolectar setas. Además, en el caso de que se quieran comercializar las setas es necesario disponer de licencia comercial.