La Junta sale en defensa del sector primario

La falta de apoyos recibidos desde el Gobierno central y desde Europa lleva al Ejecutivo regional a habilitar partidas especiales para los productos típicos de la tierra y para mantener la diversidad biológica

204
La Junta de Castilla y León ha anunciado que destinará una partida de 2,65 millones de euros para ayudar al sector del cochinillo ante la crisis que supuso el cierre del canal Horeca por las restricciones del estado de alarma, una ayuda que llegará de forma autónoma ya que “ni Europa ni el Gobierno de España han adoptado ninguna medida”, según lamentó el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero.
“No lo hemos conseguido, no sabemos el motivo”, dijo  el consejero que recordó que la Junta siempre ha asegurado que no iba a dejar sólo al sector del cochinillo, un “sector tan importante” en provincias como Segovia, Salamanca, Zamora o Ávila. En concreto y según anunció  Carnero en una intervención por vía telemática, la Consejería ayudará a los ganaderos con 2,3 millones de euros en ayudas directas “dadas las dificultades de comercialización”, con un máximo de 5.000 euros por explotación, y prevé otros 350.000 euros para ayudar al almacenamiento de canales y a la congelación de este producto “tan emblemático”.
OVINO
Por otro lado, informó de que la Junta va a aportar “al menos” dos millones de euros para “implementar” y “complementar” las ayudas del Gobierno de la nación para el lechazo y para el cabrito, si bien aclaró  la cantidad que le corresponderá a Castilla y León de los 10 millones convocados por el Ministerio.
El planteamiento que trasladado ya desde la Consejería a las organizaciones profesionales agrarias es aportar 6 euros por oveja o cabra, con un máximo de 100 ovejas o cabras por explotación, ante la “insuficiencia” de la cantidad que ha planteado el Ministerio. “Las ayudas de Castilla y León se adelantarán rápidamente, una vez finalizados los trámites administrativos de la solicitud única de la PAC”, ha precisado.
Carnero se hizo eco asimismo de los problemas que sufre el mundo de la ganadería de cerdo ibérico, “un sector tan importante, emblemático y marca de Castilla y León” que también se ha visto “terriblemente afectado” por el cierre del canal Horeca, y anunció una ayuda a las explotaciones de cerdo ibérico con 2,5 millones de euros con un máximo de 5.000 euros por explotación.
Del mismo modo, se refirió a la “dramática situación” que atraviesa la ganadería de lidia por la suspensión de los festejos taurinos, populares, tradicionales, así como las corridas de toros, para lo que propuso un “doble frente”, como la aportación de un 1,1 millones de euros a las explotaciones de la ganadería lidia con un máximo de 5.000 euros por explotación.
A esto añadió la puesta a disposición del sector de las instalaciones del Censyra (Centro de selección y reproducción animal), en León, para el mantenimiento y la conservación de las estirpes y los encastes de las ganaderías del toro de lidia como contribución a la diversidad biológica de esta raza.
Carnero recordó a este respecto la reciente celebración del Día de la Diversidad Biológica para defender que el Gobierno autonómico está “obligado” a entregar esa genética a generaciones futuras para sustentar además la tauromaquia.
En total, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural propone destinar otros 8,2 millones de euros en ayudas a los sectores más desfavorecidos y afectados por la pandemia del Covid-19 dentro del programa ‘Somos del campo’ que pretende paliar unas ayudas estatales o europeas “muy insuficientes”.
Carnero explicó que estas medidas son “un nuevo paso” para proteger y reforzar al sector agroalimentario de la Comunidad si bien aclaró que no es definitivo porque la Consejería estará atenta y vigilante a la evolución del mercado para colaborar con el sector agroganadero. En este punto hizo una nueva petición a Europa para que aumente las ayudas a los mercados que se puedan ver más afectados por la situación de la Covid-19.
Según sus datos, el sector agrario y agroalimentario recibirá más de 42 millones de euros si se cuentan los 30 millones de euros que se han sumado a la convocatoria de inversiones para las industrias y cooperativas agroalimentarias y los 11 millones en ayudas a las explotaciones agrarias: 1,3 millones de euros de los préstamos concedidos hasta el momento por el Instrumento Financiero y 1,6 millones euros de los intereses de los préstamos por la sequía para diversas solicitudes.