La Junta pone a la calidad como garantía para el futuro del porcino

Una jornada de UPA-COAG analiza la norma de ordenación que entrará en vigor este verano

151
Pedro Matarranz, Virginia Barcones, Pedro Llorente, Miguel Ángel Higuera y Aurelio González, en la jornada. / n. llorente
Publicidad

El viceconsejero de Agricultura de la Junta de Castilla y León, Jorge Llorente, puso de manifiesto que la calidad representa el mejor método para garantizar el futuro del sector porcino. Así lo señaló este jueves al comienzo de la jornada organizada por la Alianza UPA-COAG sobre la nueva ordenación del sector porcino.

Jorge Llorente recordó algunas cifras de este sector y sus características, como su escasa dependencia de ayudas externas, y el alto grado de tecnificación y de sometimiento a las normas.

“El futuro del sector pasa por mantener la calidad de sus productos. Está más que demostrado que es una parte fundamental de la dieta mediterránea, que va a pasar por una modernización de sus explotaciones, que estén bien dimensionadas, de sanidad, sostenibilidad y de bienestar animal”. Y añadió además que el dinamismo y la innovación que aplican también caracterizan al porcino. Recordó para ello la labor del Itacyl en materia de investigación y desarrollo.

“El porcino es desarrollo rural. Hemos hecho cálculos y hemos comprobado que donde hay explotaciones de porcino bien dimensionadas hay dos veces más de población en el medio rural, que hay también más mujeres asentadas, y también se mulplica por dos el número de trabajadores en el medio rural donde existe más porcino”.

Señaló asimismo que Castilla y León aún tiene potencial de crecimiento dado que la mayoría de sus suelos no son los más fértiles y las deyecciones ganaderas resultan muy apropiadas para evitar otros abonos químicos en la agricultura.

También Miguel Angel Higuera, director de Anprogapor, se refirió al liderazgo del porcino respecto a otras ganaderías. Y recordó que su responsabilidad en el cumplimiento de las normas hace que el porcino español se exporte a otros países y encabece el mercado internacional. Recordó que la nueva norma permitirá cohesionar y estructurar al sector. Habló también de la correcta gestión de los purines como otro de los retos del mundo ganadero.

La cita de formación ganadera congregó en las nuevas instalaciones de Venta Magullo, Finca El Molino de la Venta, a cerca de 300 profesionales del sector. A ella también acudió la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones. En su intervención dijo que Real Decreto por el que se establecen estas normas de ordenación de las granjas porcinas intensivas está en proceso de tramitación y la previsión es que entre en vigor este próximo verano.

Esta normativa busca compaginar la rentabilidad del productor, con el cumplimiento de la legislación vigente sobre sanidad animal, higiene, identificación, bienestar y respeto al medio ambiente.