José Mazarías y Natalia Flórez acompañados del equipo de gobierno de Coca. / E.A.

El delegado territorial de la Junta, José Mazarías, acompañado por el alcalde de Coca, Mariano Jesús Herrero, y por la jefa del Servicio Territorial de Fomento, Natalia Flórez, realizó recientemente una visita al inmueble que el Ayuntamiento de este municipio destina a vivienda de alquiler social, a través del programa ‘Rehabitare’ de la Junta de Castilla y León.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha destinado un total de 48.248,88 euros para la rehabilitación de la vivienda. El inmueble situado en el número 46 de la calle Juan Pablo II es conocido como la antigua ‘casa de los maestros’. El proyecto original data de 1931 y recoge la construcción del colegio y dos viviendas destinadas a los docentes situadas a ambos lados de la entrada del patio.

El edificio construido sobre muros de carga, tanto exteriores como interiores, no disponía de ningún asilamiento y las instalaciones se encontraban obsoletas. Las obras han consistido en la rehabilitación de la vivienda existente para dotarla de las condiciones necesarias de habitabilidad a fin de poder ser usada como vivienda de alquiler social.

Durante las obras se ha realizado la renovación de la distribución de tabiquería interior. Para ello ha sido necesaria la demolición de algunos tabiques interiores para realizar otros nuevos, añadiendo un aislamiento interior a las fachadas sobre los muros existentes.
Además, se ha realizado un tabicón para colocar de nuevo las instalaciones y se han renovado las carpinterías exterior e interior. La reforma ha incluido las instalaciones interiores de electricidad, fontanería y calefacción, los aparatos sanitarios, los acabados interiores de solados, alicatados y pintura. En lo relativo a la fachada, ha sido necesario limpiarla y se ha acabado con la pintura de algunos paños de la misma, dado que otros son de ladrillo visto.

Este es uno de los cinco ayuntamientos de la provincia, además de los de Aldealengua de Santa María, Brieva, Campo de Cuéllar y San Martín y Mudrián, que se sumaron al programa en 2020. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha destinado una partida superior a 200.000 euros a la rehabilitación de viviendas en desuso en estos cinco municipios para después destinarlas al alquiler de familias con dificultades sociales y económicas.

Una vez rehabilitados, los inmuebles pasan a formar parte del parque público de alquiler social. Son los ayuntamientos los que determinan el precio del alquiler, que no puede exceder de la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León.

El programa ‘Rehabitare’ contribuye a la lucha contra la despoblación de forma relevante al proporcionar actividad económica, servicios y confortabilidad, a la vez que dinamiza la economía del medio rural, dado que las obras recaen en empresas de la zona y proporcionan empleo local y, al mismo tiempo, satisface el derecho a la vivienda a las personas y familias más necesitadas.

Con estas últimas cinco incorporaciones, la provincia de Segovia cuenta ya con 26 viviendas distribuidas en 24 localidades incluidas en el programa y en las que Junta de Castilla y León ha invertido más de un millón de euros.