El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, inauguro, este fin de semana, el Centro de Innovación y Experimentación de Proinserga Alimentación en Fuentepelayo (Segovia). Esta instalación es una apuesta por parte de los socios de esta compañía por el I+D+i del sector porcino, muy importante para el PIB de Castilla y León.
En paralelo a la construcción de este centro, se realizaron otras inversiones en mejoras de productividad en fábrica, lavadero de camiones para bioseguridad y planta fotovoltaica, que contando con una ayuda de 475.000 euros por parte de la Junta de Castilla y León.

La Junta invierte cerca de 500.000 euros en Proinserga

Proinserga Alimentación

En Proinserga Alimentación se comprometen con la sostenibilidad, por ello, la granja está rodeada de una planta fotovoltaica, que suministra electricidad renovable tanto a la granja como a la fábrica de pienso.
En esta se introducirán lechones de un único origen y se probarán distintas estrategias nutricionales y genéticas que permitan el avance y la mejora en el resto de las explotaciones a la que se suministra pienso.
Allí prueban con todo tipo de factores, como pueden ser la alimentación de precisión; influencia de la genética; factores ambientales. También es posible hacer un balance de masas para ver la influencia de la dieta en las emisiones de las granjas y su valorización posterior en los campos de Castilla y León. Además, se instalo tecnología de última generación para monitorizar de forma remota todos los parámetros de funcionamiento.
Todos los ganaderos de Proinserga Alimentación se verán beneficiados por los resultados de las pruebas que se hagan en el Centro de Innovación y Experimentación, puesto que los resultados positivos que se extraigan se implementarán en una segunda fase en más explotaciones y, si se validan de forma satisfactoria, se aplicarán en todas las granjas a las que se suministra pienso y asesoramiento.

Inversión

Proinserga Alimentación acometió íntegramente con fondos propios la inversión de cerca de un millón de euros en la construcción y puesta en marcha del Centro de Innovación y Experimentación.
Esta supone una apuesta por el I+D+i, sumándose a las que ha venido realizando desde el año 2018, año en que la nueva propiedad adquirió las instalaciones de la extinta Proinserga. Tanto para la mejora de la productividad de la fábrica, como a la eficiencia energética y sostenibilidad medioambiental, con una planta fotovoltaica de dos megavatios y un moderno lavadero de camiones para asegurar la bioseguridad de las granjas.