La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León, a través de la Dirección General de Patrimonio Natural y Política Forestal realizó obras de mejoras de infraestructuras viarias de carácter prioritario para la prevención y extinción de forestales en los municipios de Aguilafuente, Sauquillo de Cabezas y Turégano.

Las actuaciones llevadas a cabo fueron financiadas por los fondos Next Generation, de la Unión Europea y dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. En total, la operación tuvo un coste de 419.032,15 euros.

Esta intervención en la zona centro de la provincia, afecto a casi 18 kilómetros de pistas. En concreto, se realizaron en tres tramos contiguos uno principal de 14,4 kilómetros, cuyo firme estaba deteriorado y que fue compactado por machaqueo y cribado de material granular artificial; un tramo secundario de 2,5 kilómetros, denominado ‘ramal Sauquillo', en el que se retiro el pavimento existente, muy deteriorado, y se ha sustituido por un nuevo compactado con aporte de materiales procedentes de residuos de construcción y demolición previamente tratados. Y, finalmente, un tercer tramo de nuevo trazado, de unos 800 metros de longitud, denominado ‘ramal Carrapinocho', con construcción de plataforma y compactado de materiales de la misma procedencia del anterior. En todos los casos los trabajos han llevado consigo perfilado y limpieza de cunetas, y tratamiento para la evacuación de aguas pluviales..

El delegado territorial, José Luis Sanz Merino, y el alcalde de Turégano, Juan Montes, acompañados por técnicos del Servicio Territorial de Medio Ambiente y miembros corporativos de este Ayuntamiento visitaron parte de estas obras, exactamente la correspondiente a este consistorio. Estos voloraron positivamente los trabajos realizados y la importancia de estos ante la prevencón de incendios forestales.

MUSEO DE LA RESINA

Justamente, la zona en la que se realizo la visita coincide con el tramo que da acceso al Museo de la Resina de Turégano, la antigua Casa del Ingeniero. Por ello, los asistentes se desplazaron a continuar el tour por el término de la localidad, donde pudieron contemplar numerosos objetos y utensilios propios de los trabajos que se realizan en los pinares segovianos, tanto el aprovechamiento maderero como para otros aprovechamientos (pez, piñones, etc.) que allí se muestran.