Las autoridades visitan la nueva caldera de biomasa del IES Vega del Pirón./el adelantado
Publicidad

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León, José Mazarías, acompañado de la alcaldesa de Carbonero el Mayor, María Ángeles García Herrero, y el director provincial de Educación, Diego del Pozo, han visitado la nueva caldera de biomasa que la Consejería de Educación ha instalado en el instituto de Secundaria ‘Vega de Pirón’. La visita ha contado también con la asistencia de varios alcaldes de la zona, representantes de la empresa adjudicataria del proyecto y el equipo directivo del centro educativo. Los trabajos para la nueva instalación, en sus distintas fases, han tenido un coste total de 230.000 euros, cofinanciados con fondos FEDER de la Unión Europea, en el marco del convenio ‘Mejorar la eficiencia energética en la edificación y en las infraestructuras y servicios públicos’.

Las obras de sustitución de las instalaciones de gasóleo por biomasa en los centros educativos se desarrollan en colaboración con el Ente Regional de la Energía de Castilla y León (EREN), entre cuyas funciones se encuentra la de coordinar y desarrollar actuaciones, programas y proyectos energéticos con el objetivo de aumentar el uso de las energías renovables para generar calor en edificaciones y favorecer el paso a una economía baja en carbono.

En el instituto de Carbonero el Mayor se ha instalado una caldera industrial policombustible, que se alimenta de pellets, astilla, y otros restos vegetales. Su potencia nominal es de 351 kilovatios y una presión de trabajo de 5 bares. También se ha instalado un depósito de inercia de 132,88 kilovatios y 8.000 litros de capacidad. El sistema incorpora un intercambiador de seguridad, mecanismo antirretorno de llama y regulador de salida de humos.

La nueva instalación deberá garantizar un mejor aprovechamiento energético, menor impacto ambiental por tratarse de una energía renovable, con emisiones consideradas neutras, y un coste de explotación sensiblemente menor, debido al menor precio del nuevo combustible.

En una breve intervención ante los asistentes, el delegado territorial puso de manifiesto cómo esta inversión es buen ejemplo en la provincia de las políticas de la Junta de Castilla y León, al suponer un triple compromiso: con el medio rural, pues el instituto da servicio a alumnos de casi una veintena de municipios de la zona; con la educación pública, ya que se refuerzan las infraestructuras de un centro educativo público, y con el medio ambiente, al instalar sistemas menos contaminantes y de menor impacto medioambiental.

La sustitución de las instalaciones de gasóleo por biomasa en los centros educativos contribuye a aumentar el uso de las energías renovables para generar calor y favorecer el paso a una economía baja en carbono. La nueva caldera del IES de Carbonero el Mayor garantiza un mejor aprovechamiento energético, menor impacto ambiental y un coste de explotación sensiblemente menor debido al menor precio del combustible.