San Ildefonso Dia Museos CNV Vidrio KAM8251
La Real Fábrica de Cristales de La Granja incluye visitas guiadas sobre la producción de piezas de vidrio. /KAMARERO

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y Léon aprobó este jueves, a propuesta de la Consejería de Empleo e Industria, una subvención de 700.000 destinada a financiar los gastos de mantenimiento y funcionamiento de la fundación Centro Nacional del Vidrio que gestiona la Real Fábrica de Cristales de La Granja. Esta aportación permitirá compensar la fuerte disminución de ingresos provocada por la COVID-19, así como impulsar el proceso de revitalización y transformación iniciado por la fundación para fortalecer su posición como referente internacional del vidrio.

Entre los objetivos del Centro Nacional de Vidrio figuran la promoción, la investigación, el desarrollo y la enseñanza y difusión de la artesanía e historia del vidrio, además de su fabricación artística y el desarrollo de actividades culturales y científicas relacionadas con la técnica y el arte del vidrio. Para ello, la fundación cuenta actualmente con tres áreas de actividad: el Museo Tecnológico del Vidrio, el Área Técnica y de Producción y la Escuela Superior del Vidrio.

Plan de actuación 2019/22

Paralelamente, la COVID-19 ha condicionado el Plan de actuación 2019/2022 propuesto por el patronato y orientado a la transformación de la Real Fábrica, con el objetivo de convertir la institución en un centro internacional de referencia en el mundo del vidrio.

Este plan se sustenta en tres elementos fundamentales. En primer lugar, la reciente declaración de la técnica del vidrio soplado como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, paso previo a la pretendida declaración como Patrimonio de la Humanidad de carácter inmaterial por parte de la UNESCO.

En segundo lugar, el reconocimiento de la Real Fábrica de Cristales como Centro de Referencia Nacional del Vidrio Industrial, por parte del Ministerio de Educación y Formación Profesional, lo que abrirá nuevas potencialidades de gestión y actividad económica a la fundación.

Por último, el proyecto europeo ‘Futuro tras el cristal’, enmarcado en las estrategias de economía circular, transformación digital y transición ecológica, que pretende convertir la Fábrica en un centro de excelencia de innovación en el sector del vidrio soplado y en la formación de trabajadores en el mundo del vidrio.