Entrada a las instalaciones de la depuradora de Sepúlveda. /KAMARERO
Publicidad

El Consejo de Gobierno aprobó ayer la concesión directa de una subvención total de 281.600 euros a los ayuntamientos de Barbolla, Boceguillas, Carrascal del Río, Sebúlcor y Sepúlveda, para sufragar el 50 % de los costes de mantenimiento y explotación de las depuradoras de estos municipios cuyos vertidos afectan al Parque Natural Hoces del Río Duratón. La declaración del estado de alarma obliga a la adopción de medidas en relación con los servicios de abastecimiento de agua de consumo humano y de saneamiento de aguas residuales.

Las subvenciones concedidas a estos ayuntamientos segovianos permiten financiar hasta la mitad de los costes que supone el mantenimiento y explotación de las depuradoras de estos municipios durante el periodo comprendido entre el 1 de noviembre de 2019 y el 31 de octubre de 2023.

La depuración de aguas de estos cinco municipios afecta con sus vertidos al Parque Natural Hoces del Río Duratón que tiene el agua como el componente esencial del ecosistema y de la caracterización de su paisaje.

La subvención directa de 281.600 euros se reparte de la siguiente manera en los municipios anteriormente citados: 22.600 euros para el Ayuntamiento de Barbolla; 57.800 euros para el de Boceguillas; 22.600 euros se destinan a Carrascal del Río; 30.600 euros a Sebúlcor y 148.000 euros al Ayuntamiento de Sepúlveda.

La depuración de aguas en estos municipios segovianos afecta a 16 localidades (Barbolla, Boceguillas, Burgomillodo, Carrascal del Río, Sebúlcor, Aldehuela, Castrillo de Sepúlveda, Consuegra de Murera, Duratón, Hinojosa del Cerro, Perorrubio, Sepúlveda, Tanarro, Vellosillo, Villar de Sobrepeña y Villaseca) y aproximadamente a 2.700 habitantes.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente viene subvencionando desde 2014 la mitad de los costes de mantenimiento y explotación de estas depuradoras con resultados satisfactorios, lo que hace aconsejable mantener esta colaboración con los ayuntamientos.

Además, la Orden del Ministerio de Sanidad SND/274/2020, de 22 de marzo, por la que se adoptan medidas en relación con los servicios de abastecimiento de agua de consumo humano y de saneamiento de aguas residuales, establece medidas para garantizar el correcto funcionamiento, entre otros, de los servicios de saneamiento de las aguas residuales urbanas, considerados como servicios esenciales para la sociedad por su estrecha vinculación con la salud humana.