junta cofradias cuellar presentacion semana santa
Acto de presentación del cartel de la Semana Santa de 2021. / C.N.

La iglesia de San Miguel fue el lugar escogido para un sencillo y escueto acto de presentación de la Semana Santa 2021. La Junta de Cofradías de Cuéllar aprovechó el final de la Eucaristía para dar a conocer el cartel que representará la Semana Santa y los pocos actos que la comprenden dada la situación de pandemia global que impide su celebración con normalidad.

“La Junta ha decidido que para que la Semana Santa siga viva, las imágenes que procesionan estén expuestas en las iglesias”

Fernando Santana, presidente de la Junta de Cofradías, explicó que las restricciones de las autoridades sanitarias han marcado la confección del programa de actos, dado que la prohibición de las procesiones y las limitaciones en lugares de culto impiden la mayoría de lo que se venía haciendo en la Semana Santa local. “La Junta ha decidido que para que la Semana Santa siga viva, las imágenes que procesionan estén expuestas en las iglesias de San Miguel, San Esteban y San Andrés”, señaló.

En el primero de los templos se expondrá a Nuestra Señora de La Soledad y Nuestro Padre Jesús Nazareno, además del Cristo Yacente, el Cristo Atado a la Columna, Cristo de El Calvario, La Borriquilla y el Jesús Resucitado. El templo de San Esteban lo coparán La Oración en el Huerto, la Virgen Dolorosa de Los Cuchillos y La Verónica. En San Andrés quedarán el Cristo de San Gil, el Encuentro con la Verónica, La Compasión, el Cristo de La Encina y el Cristo de Santa María de la Cuesta.

La rica imaginería de Cuéllar podrá contemplarse en las iglesias siempre respetando los límites de aforo, velando por que no se acumule demasiado público y no se superen las 15 personas ; se buscará una rotación de público en caso de acumulación para evitar cualquier tipo de aglomeración. Los horarios de eucaristías se mantienen como en años anteriores, pero teniendo en cuenta las medidas normales de seguridad. Estos horarios se irán actualizando a través dela Parroquia y sus distintos medios de información.

Un sobrio cartel

“Queríamos expresar el tiempo que estamos viviendo”

La Semana Santa 2020 dejó en el cajón el cartel y programa ya confeccionado ante la inminente llegada de un confinamiento que rompió cualquier previsión. Este año se ha querido contar con cartel para simbolizar cómo será esta semana de Pasión de 2021. La imagen escogida, de Jesús Santana, muestra la Cruz de Santo Domingo solitaria, en penumbra y con una luz de la puesta de sol; se ha querido simbolizar la situación que se vive actualmente, como explicó el presidente de la Junta de Cofradías. “Es un tiempo de oscuridad, de tinieblas, en busca de una luz de esperanza”, comentó. No se ha querido mostrar ninguna de las imágenes que suelen procesionar en Cuéllar dado que este año no lo harán: “Queríamos expresar el tiempo que estamos viviendo”, añadió.

La Junta de Cofradías no va a organizar más actos, tan solo se mantiene por la Parroquia la charla cuaresmal, que correrá a cargo de uno de los sacerdotes cuellaranos, y los Santos Oficios, para los que se informará de la hora una vez se acerque la fecha.

Las restricciones han obligado a Parroquia y Junta a trabajar conjuntamente para mantener el espíritu pero no organizar nada que implique infringir las normas. Lo que sí se va a intentar es mantener el contacto virtual, y por ello se están proyectando vídeos de Semana Santa anteriores de la villa. Igualmente, esperan lograr que se pueda retransmitir la eucaristía de Jueves Santo a través de YouTube o de Instagram, para llegar así a todos los fieles.

Dos años sin celebraciones

Resignación es el sentimiento que predomina entre cofrades cuellaranos. “Otro año en que no se puede salir, hay desánimo, pero toca acatar, la salud es lo primero”, comentó Fernando Santana.

“El recuerdo del año pasado es mucho más duro y más áspero que este año”

Fernando Mateo, también presente en el acto, explicó que a pesar de no contar con actos públicos y aforos limitados entre todas las restricciones, pero “al menos vamos a celebrar algo, porque lo del año pasado, por lo menos para mí, fue el Tríduo Pascual y la Semana Santa más triste de mi vida”, se sinceró el párroco. Recordó cómo la iglesia estuvo cerrada, tan solo hubo una persona y los tres sacerdotes que se juntaron para la cena del Señor, los Oficios del Viernes Santo y la Vigilia Pascual. Algunos vídeos sirvieron para conectar con los fieles a través de internet, pero la tristeza y la soledad sea adueñaron de la Semana Santa 2020. “El recuerdo del año pasado es mucho más duro y más áspero que este año”, reconoció Mateo.

La Semana Santa de Cuéllar se encontraba en un punto álgido que frenó en seco y no pudo ni estrenar nuevo recorrido de procesiones como la de Jueves Santo. Para el párroco local esta puede ser una oportunidad para salir fortalecidos en ese aspecto, “un renovar en las cofradías y mucha más fuerza para que en años sucesivos celebremos con mucha más fuerza y fervor”, indicó el párroco ante la Semana Santa que se acerca y aún en tiempo de Cuaresma.