El presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, fue uno de los participantes en la reunión celebrada ayer en Salamanca. / el adelantado
Publicidad
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anunció ayer  en la primera Conferencia de Alcaldes y Presidentes de Diputación, que ya se están elaborando las bases para que en el inicio de 2020 se presente la primera convocatoria de ayudas para impulsar la cobertura de banda ancha de alta velocidad en el medio rural dotada con 10 millones de euros. Este primer paquete de ayudas forma parte de la Agenda Digital Rural con la que la Junta de Castilla y León pretende movilizar 130 millones de euros entre operadoras y administraciones, y contribuir así a la transformación digital del territorio.
Además se abordaron cuestiones de especial interés para las entidades locales como la reforma de la Ley de Régimen Local, la necesaria reforma de la financiación autonómica y local, la Ordenación del Territorio, el empleo local o el nuevo Acuerdo Marco.
En la Conferencia de titulares de Alcaldías y Presidencias de Diputación presidida por Fernández Mañueco, se puso de relieve que uno de los grandes objetivos de la presente legislatura es la transformación digital de Castilla y León . Con ello se pretende fijar población, avanzar en la cohesión del territorio, ampliar las posibilidades de familias y empresas, así como crear trabajos de última generación.
Impulsar la banda ancha en el medio rural exigirá a la Junta multiplicar por cuatro el presupuesto destinado al despliegue de redes.
En 2020, además de esta convocatoria de ayudas, está previsto que prácticamente todos los centros educativos de enseñanzas obligatorias de la Comunidad cuenten con internet de alta velocidad.
Según reconoció el presidente, la inversión en educación es inversión en empleo futuro y en el reto demográfico. Además, desde la plataforma Territorio Rural Inteligente, la Junta, junto a las administraciones locales, promoverá la prestación de servicios públicos basados en el “internet de las cosas”.
Alfonso Fernández Mañueco intervino ante los integrantes de esta Conferencia de Alcaldes y presidentes de Diputación de la que forman parte los regidores de los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y los presidentes de las Diputaciones Provinciales, además de la Federación de Municipios y Provincias, el Consejo Comarcal del Bierzo y un representante de los pequeños municipios.
Compromiso municipalista En la apertura de la conferencia que celebraba su primera sesión ordinaria, el presidente de la Junta de Castilla y León reafirmó su compromiso municipalista en una Comunidad en la que el mundo local, con sus 2.248 municipios, es una de sus señas de identidad. Así, Fernández Mañueco señaló que “el mundo local es la primera trinchera de lo público”, ya que sus administraciones son las más cercanas a los ciudadanos y por tanto las primeras en prestarles servicios.
Para el presidente regional, la conferencia de Alcaldes y presidentes de Diputación está concebida como órgano de cooperación política entre la Junta y los Gobiernos Locales. Con ello quiere que exista una cooperación que contribuya a una mayor vertebración de Castilla y León y que consiga mayor eficiencia en la prestación de servicios. El presidente dijo que esta conferencia se dan cita representantes de cinco fuerzas políticas a las que invitó al diálogo en beneficio de los ciudadanos.
En esta misma defensa del medio rural, Mañueco defendió recientemente la adopción de una fiscalidad favorable que permita crear oportunidades en ese territorio. Así lo dijo en la apertura del acto de entrega de los premios que concede la Fundación Caja Rural de Zamora el viernes por la noche.