La Junta anima a avanzar en los cultivos alternativos ante el cambio climático

El consejero Jesús Julio Carnero puso como ejemplos los casos del pistacho, la nuez o la avellana

335

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha conminado a los agricultores a que avancen en la implantación de los cultivos alternativos que pueden ser rentables ante las imposiciones del cambio climático. Jesús Julio Carnero ha clausurado una jornada de estudio, organizada por la cooperativa agropecuaria ACOR, sobre el cultivo del pistacho como cultivo alternativo en Castilla y León.

El consejero ha reconocido que ante el cambio climático se impone avanzar en cultivos alternativos, de los que el Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl) tiene identificados 36 que pueden tener una acogida favorable en terrenos de la comunidad por sus condiciones. Uno de estos cultivos es el pistacho, un cultivo que en Castilla y León se ha multiplicado por tres en los últimos años hasta llegar a las 1.700 hectáreas y 370 productores, muchos de ellos acogidos a fórmulas cooperativas.

Las provincias de Valladolid y Zamora reúnen al 70 por ciento de los superficie de pistacho, y el resto se localiza en la mitad norte de Salamanca, el noroeste de Ávila y el norte de Soria.

Son terrenos que cumplen las horas necesarias de calor para que el fruto madura y en los que se mantienen inviernos fríos.

Las necesidades para el cultivo del pistacho se centran en veranos largos y calurosos en los que la humedad ambiental no sea excesiva, inviernos fríos o muy fríos, lluvia moderada, zonas ventosas que faciliten la polinización, suelos francos y arenosos, calcáreos y bien drenados.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural se ha referido a la nuez y a la avellana como otros cultivos alternativos que pueden tener “un futuro prometedor” en Castilla y León. n