Camas adaptadas para pacientes que requieren cuidados intensivos en el Hospital General de Segovia. / EL ADELANTADO

La jueza que fue apuñalada con un destornillador la tarde del martes en la localidad de Santa María la Real de Nieva, María Sonsoles Sanchidrián, se encuentra ingresada en la UCI del Hospital General de Segovia por las lesiones sufridas y su estado de salud permanece estable.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha informado de la evolución del estado de salud de la herida en un comunicado este miércoles, después de que a última hora del martes fuentes sanitarias comunicaran que su situación había empeorado.
A pesar de que en un comienzo ingresó con lo que parecían heridas leves por la agresión con arma blanca, a última hora fue derivada a la UCI con un pronóstico “grave” a causa de un neumotórax.

Pasadas las 14:00 horas del martes, un hombre se acercó a la jueza cuando esta salía del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de la localidad segoviana Santa María la Real de Nieva, del que es titular, y apuñaló a su víctima, que fue trasladada al hospital y él fue detenido en el mismo lugar de los hechos.

Según informó el TSJCyL, el agresor había sido notificado el día anterior con una sentencia civil desfavorable dictada por Sanchidrián. El detenido pasará a disposición judicial a lo largo de la tarde de este miércoles ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Segovia, en funciones de guardia y como sustituto ordinario del Juzgado de Santa María, de acuerdo a lo comunicado por el alto tribunal de Castilla y León este miércoles.

El Juzgado de Santa María va a solicitar la adopción de medidas de seguridad permanentes tras el suceso ocurrido.

Algunas ciudades han convocado concentraciones para condenar la agresión y mostrar apoyo a la jueza en las puertas de sus sedes judiciales, como en Zamora y Salamanca a las 11:00 horas, y en Segovia y Palencia, a las 12:00 horas.