La IGP Carne de Ávila aumentó un 3% en 2020 las canales amparadas

La marca, a la que están acogidos muchos productores de Segovia, mejoró el volumen de ventas

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) Carne de Ávila culminó el año 2020 con un incremento del 3% de las canales amparadas respecto a 2019, lo que según el Consejo Regulador de esta IGP demuestra “la firmeza del sector” en un año marcado por la Covid-19.

Según el secretario de la IGP, Pedro Herráiz, el año pasado se cerró “superando la barrera de las 5.000 canales, con un total de 5.058 marcadas”, lo que pone de relieve el “gran esfuerzo” realizado por la industria que comercializa este producto. Y todo ello, en un año en el que, además, ha habido una “diversificación de los operadores” y una “destacada venta través de las plataformas web de venta por Internet”.

Durante el pasado ejercicio, las toneladas amparadas superaron las 1.585 y “una cifra de valor de las ventas a años anteriores, pues el descenso del precio de venta de las canales ha sido muy acusado”. “Hay que destacar el gran esfuerzo que realizan nuestros ganaderos, manteniendo esta raza autóctona, a pesar de los inconvenientes como los que ha soportado este año: bajo precio de las canales, se han mantenido o han subido los precios de la alimentación del ganado, e incluso hemos tenido épocas en las que el consumo ha descendido mucho”, ha sostenido Herráiz.

Desde su punto de vista, estos datos demuestran “la firmeza del sector de la Carne de Ávila, el compromiso y el esfuerzo de todos los operadores involucrados en la producción, transformación y comercialización de esta carne de vacuno de calidad, con aspectos como cuidado de la forma de hacer, elaborar y producir, y la confianza mostrada por los consumidores”. Tras la cancelación casi total de las ferias alimentarias, agroalimentarias y agroganaderas, la estrategia se ha centrado en el “refuerzo en la promoción nacional”, a través de una “mayor presencia en los canales online Facebook, Twitter, Instagram y YouTube”.