IMG 0443
IMG 0443

Tomás Marcos, concejal de Medio Ambiente en la localidad, continúa llevando a cabo su ambicioso proyecto de renovación y mejora en los espacios verdes de la villa. Desde hace tiempo ya cuenta con bancos y mesas de madera que se almacenan en la nave de servicios para su inminente instalación en varios puntos, entre ellos el parque de la Huerta del Duque. La intención es cambiar todo el mobiliario existente, por lo que se van a instalar un total de nueve bancos con mesa: cuatro irán a parar a la zona de alrededor del quiosco, y el resto se repartirán por todo el parque, también en la zona de petanca. Los bancos actuales, que todavía son útiles, se están reubicando en zonas como la del río: “la intención es que si cogemos seis o siete bancos, los coloquemos en la zona del Puente Segoviano, incluso en la toma de agua, y en El Espadañal”, comentó el edil.

Parte importante de estas acciones que está llevando a cabo el concejal están en el buen comportamiento de los vecinos y su civismo. “Siempre aprovecho para apelar a la colaboración de todos”, explica el edil, que comenta que no se van a instalar papeleras en mitad del campo porque “todos sabemos que lo que uno genera en el campo se lo tiene que llevar consigo sí o sí, no hay otra norma”. “Si la gente se comporta, seguiremos haciendo cosas así, si vemos que todo se convierte en un estercolero, como concejal, lo quito”, afirmó rotundo Tomás Marcos.

La cuestión de la reubicación de bancos es un tema que lleva organizando el edil durante varios meses. En la Huerta del Duque la actuación es mayor, pues todos los bancos existentes “están hechos una calamidad” reconoce Marcos. Están valorando su sustitución y decidiendo si serán bancos de piedra o que tengan un tratamiento especial para que el agua no les afecta; esto se debe a que el parque de la Huerta del Duque se riega cada día, y por ello no se deben colocar bancos de madera. Por eso se está valorando también a la vez que otros espacios, aunque para este parque, el más grande de la villa, continúan en marcha los proyectos ya anunciados por el edil, como la colocación de una nueva fuente rescatando la antigua del colegio La Villa. La fuente de “el niño”, como se la conoce, ya está restaurada; ahora queda estudiar cómo funciona el circuito del agua de la fuente actual del pasillo del parque, donde se pretende colocar para que cuente con agua constante. “La que está actualmente también echa agua de manera constante porque baja de manantial por presión, ahora se corta por las heladas, así que la idea es poner un sistema con placa solar o algún tipo de motor”, comenta el edil en un primer esbozo de lo que será el proyecto completo, que va avanzando. Reconoce el edil que las fuentes “alegran mucho los parques, es muy agradable”, y esta idea de recuperación de un símbolo para generaciones como fue esta fuente, prosigue hasta que se ubique finalmente.

La instalación de estas mesa y bancos de madera se realizará de manera inminente en cuanto la disponibilidad de los operarios de Servicios Municipales lo permita. “Todo es una cuestión de medios y personas”, comenta el edil en relación a la disponibilidad de unos operarios que trabajan para todas las áreas. Todas estas actuaciones, aunque parezcan menores, están dotando de mayor vida a zonas como Las Lomas, lugar de paseo para muchos cuellaranos que ahora pueden disfrutar de un alto en el camino en los bancos reubicados allí. El observatorio de El Espadañal, la fuente rescatada en el Puente Segoviano, la tala de árboles y la reforestación en este mismo lugar, son algunas de las acciones que desde Medio Ambiente están sirviendo para poner en valor lugares que necesitaban un aliciente y un punto de renovación, que continuará expandiéndose en otros espacios del término municipal.