La Guardia Civil intercepta un cargamento con 23 cajas de níscalos en el límite de la A1 con Madrid

La Guardia Civil del Área de Seguridad Ciudadana junto a miembros del Seprona de Sepúlveda procedieron a intervenir las setas que portaban los ocupantes del automóvil, dos hombres de origen rumano

Los agentes de la Guardia Civil interceptaron en el límite de la provincia entre Segovia y Madrid un vehículo ocupado por dos personas, que portaban en su interior 23 cajas cargadas de níscalos. El dispositivo se estaba desarrollando por parte de agentes de la Guardia Civil de Tráfico de Madrid en el punto kilométrico 93.000 de la A-1, sentido Madrid, y tenía como finalidad controlar que los movimientos de las personas que se desplazan entre comunidades tenga una causa justificada.

Según explican fuentes de la Dirección General de la Guardia Civil la actitud de “nerviosismo” que presentaban los ocupantes del automóvil, llevó a los agentes de la Agrupación de Tráfico a realizar una inspección en el interior del coche, localizando en el interior del maletero 23 cajas, que alojaban unos 70 kilogramos de níscalos. Al alegar que la procedencia de las setas era de la Comunidad de Castilla y León, que tiene regulada la recogida micológica en todo su territorio comunitario, los agentes pusieron en conocimiento del Puesto de la Guardia Civil de Sepúlveda el hallazgo.

Una vez en el lugar, los agentes de la Guardia Civil del Área de Seguridad Ciudadana junto a miembros del Seprona de Sepúlveda procedieron a intervenir las setas que portaban los ocupantes del automóvil, dos hombres de origen rumano, a quienes se les propuso para sanción a la Ley de Montes de Castilla y León. El conductor del vehículo aportó como justificante un permiso de recolección caducado y a nombre de otra persona. Los níscalos fueron depositados a disposición de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Controles en el nordeste de Segovia

La pasada semana los Agentes Medioambientales de Segovia decomisaron más de 400 kilos en el nordeste de Segovia y a finales del mes de octubre unos 100 kilos en la zona de Boceguillas.