La Guardia Civil detiene a dos ladrones y esclarece otros robos anteriores

Los ladrones fueron localizados tras llevarse más de una docena de cartones de de tabaco de un estanco de San Cristóbal de Segovia

417

La Guardia Civil de Segovia detuvo esta semana pasada a dos hombres como presuntos autores de varios delitos de hurto. Los hechos ocurrieron el pasado día 1 de abril, cuando la Guardia Civil recibió una llamada en la que se informaba de que dos hombres habían sustraído 13 cartones de tabaco del interior del estanco de San Cristóbal de Segovia, y habían huido en un vehículo sin pagar su importe, que podría rondar los 600 euros.

Una vez establecido el correspondiente dispositivo operativo en varias vías de la provincia, los gantes lograron localizar el vehículo cuando trataba de realizar una maniobra evasiva en vía pública.

Finalmente la Guardia Civil detuvo a los dos ocupantes del vehículo en la autopista AP-6. En el interior del vehículo fueron encontrados los cartones de tabaco sustraídos del estanco de San Cristóbal de Segovia.

Pero además comprobaron que los autores del robo llevaban otros objetos sin que pudieran acreditar su lícita procedencia, entre ellos documentos de identidad de personas distintas a los detenidos, tarjetas de crédito, un teléfono móvil, varias prendas de mujer y un pack regalo de noches de hotel. Tras hacer las investigaciones oportunas comprobaron que todos los objetos procedían de robos cometidos en la Comunidad de Madrid. Concretamente vieron que tanto las tarjetas de crédito como los documentos de identificación habían sido sustraídos en la localidad madrileña de Las Rozas y el teléfono móvil esa misma mañana en la localidad de Majadahonda. Gracias a estas indagaciones, los objetos robados pudieron ser recuperados por sus dueños.

Por si fuera poco, el vehículo donde viajaban estas dos personas estaba implicado en tres impagos de repostaje de combustible en distintas gasolineras de Madrid, de donde también se marcharon sin pagar su importe.

De este modo, los dos hombres fueron detenidos y trasladados al Juzgado de Guardia como supuestos autores de varios delitos de hurto cometidos en las provincias de Madrid y Segovia.