Plantas de marihuana encontradas en la vivienda. / E.A
Publicidad

La Guardia Civil de Segovia detuvo a dos personas como autoras de un delito de tráfico de drogas, al encontrar en el interior del vehículo en el que viajaban 520 gramos de cogollos de marihuana, lo que propició el desmantelamiento de un laboratorio de cultivo.

Los agentes realizaban un control de seguridad ciudadana en una localidad cercana a Cuéllar y pararon un vehículo ocupado por dos personas que parecían estar en estado nervioso. En el registro del vehículo y de sus pertenecías, se encontró oculto debajo del asiento del copiloto una bolsa de plástico cerrada, que contenía la cantidad de 520 gramos de cogollos secos de marihuana dispuestos para su venta.

Posteriormente, se solicitó a la autoridad judicial el correspondiente mandato judicial de entrada y registro en el domicilio de los detenidos. En el interior de la vivienda se desmanteló un laboratorio de cultivo y elaboración de droga.

Del interior de la vivienda se aprehendió 520 gramos de cogollos secos en una bolsa de plástico; 2, 600 kilos de cogollos secos de cannabis en tarros de cristal; 4,800 kilos de marihuana, 9 plantas de tamaño grande con sistema de secado; 2,920 kilos de marihuana, 10 plantas de cannabis libres de tallos y hojas, plantadas en exterior; y 21 porros.

El total arroja aproximadamente 11 kilos de marihuana. Además se localizaron 200 macetas de tamaño mediano con restos de esquejes en fase de plantación y cultivo, 23 garrafas de abono enriquecido y diversos fertilizantes y aceleradores de floración para la realización de esta actividad.

Las diligencias instruidas en cada caso, junto con las personas investigadas fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cuéllar.