Felicitación de la Guardia Civil a Noa y Chloe, vecinas de Cuéllar, muy agradecidas por el gesto./C.N.
Publicidad

Las imágenes que se están viendo en los medios felicitando y alegrando cumpleaños a los más pequeños en estos días de confinamiento también se han dado por primera vez en la localidad. Hoy, día 21 del Estado de Alarma, dos vecinas de la localidad cumplen años: madre e hija. Nora, madre de Chloe, cumplían años ayer en Cuéllar, y como tantas personas, tuvieron que hacerlo dentro de casa, sin poder recibir visitas. Pero sí recibieron una muy especial, la de la Guardia Civil, que acudió a su domicilio en la calle Tabladillo para que, a pesar de las dificultades de la situación, este cumpleaños fuera memorable. Dos agentes de la Guardia Civil del cuartel de Cuéllar se han desplazado hasta el domicilio al mediodía, que además podía identificarse porque un globo de cumpleaños decoraba la puerta: había que sorprender no a una sino a dos “cumpleañeras”. Chloe, que cumple hoy tres años, ha mostrado la sorpresa de la felicitación, al igual que su madre, Nora, que ha agradecido enormemente el gesto. Acompañadas de algunos miembros de su familia, Chloe ha abierto el regalo que los agentes de la Benemérita le entregaron: una gran caja de gominolas que, por su expresión, a estas alturas estará casi vacía. Pero el gesto ha sido recíproco y, en agradecimiento, la familia ha entregado a la Guardia Civil otro regalo, unos bombones para endulzar unos días tan complicados para todos.

Algunos vecinos de la calle Tabladillo han salido a acompañar en esta particular celebración de cumpleaños. Nora, que ha mostrado la emoción de un gesto tan emotivo, también ha manifestado la actitud positiva de estar bien y “celebrarlo tranquilamente en casa”. Los agentes, conocidos para los vecinos, no han dejado de insistir en que es momento de cuidarse y tener paciencia, pero también de celebrar momentos como este.

Con las sirenas encendidas, la Guardia Civil ha abandonado el barrio tras haber realizado una labor social muy importante estos días, y continuar velando por la protección y el cumplimiento de la norma en la localidad de Cuéllar. 

¡Felicidades Nora y Chloe!