Los responsables de Mercadona, tras la entrega de productos a la residencia El Alamillo, de Cáritas.

La empresa Mercadona, compañía de supermercados físicos y de venta online, refuerza su Modelo Responsable durante la situación excepcional que vive el país ocasionada por el Covid-19. En este sentido, inicia la donación diaria de productos de primera necesidad al comedor social Residencia ‘El Alamillo’ en Cuéllar y procede a implementar nuevas medidas que garantizan tanto la seguridad de las personas, como el suministro de esta organización. Las donaciones diarias se realizarán por la mañana y para ello Mercadona aporta sus propios recursos logísticos y humanos.

“La situación de excepcionalidad que estamos viviendo es muy cambiante y requiere agilidad en nuestras decisiones y planteamientos”

Laura del Palacio, directora de Relaciones Externas de Mercadona en Segovia, destaca que la compañía, en su firme compromiso de estar al lado de los colectivos más desfavorecidos, intensifica su Modelo Responsable colaborando con los bancos de alimentos y comedores sociales de la provincia de Segovia.La situación de excepcionalidad que estamos viviendo es muy cambiante y requiere agilidad en nuestras decisiones y planteamientos, con un único objetivo: dar respuesta a las necesidades de las personas más vulnerables en una situación de extraordinaria complejidad como la que estamos viviendo”, señala.

Por otro lado, Mariano Illana Sanz, director de Cáritas Diocesana de Segovia, expresó su agradecimiento a Mercadona por haber podido llegar a un acuerdo de colaboración con la compañía, “dada la situación de vulnerabilidad que las residencias atraviesan en estos momentos agravadas por la situación generada tras la pandemia que estamos sufriendo”.

De este modo desde Cáritas se siente satisfecha por este tipo de alianzas “que nos permiten seguir prestando una atención necesaria a los usuarios de las residencias que hoy gestionamos”.

Mercadona ha indicado en un comunicado de prensa que, como parte del compromiso de compartir con la sociedad parte de cuanto recibe de ella, desarrolla su Plan de Responsabilidad Social, que atiende el componente social y ético a través de distintas líneas sostenibles de actuación que refuerzan su apuesta por el crecimiento compartido. Como parte de este plan, Mercadona colabora con más de 240 comedores sociales, 60 bancos de alimentos y otras entidades sociales de España y Portugal a los que dona diariamente alimentos, y participa en las campañas de recogida de alimentos que dichas entidades organizan.

Igualmente, Mercadona colabora intensamente con 32 fundaciones y centros ocupacionales en la decoración de sus tiendas con murales de mosaicos o trencadís, elaborados por más de 1.000 personas con distintos grados de discapacidad.

Otra línea estratégica del Plan de Responsabilidad Social de Mercadona es la sostenibilidad. Para ello cuenta con un sistema de gestión ambiental propio, basado en los principios de la Economía Circular y enfocado a la optimización logística, la eficiencia energética, la gestión de residuos, la producción sostenible y la reducción de plástico. En ese sentido, destaca que Mercadona, junto a sus Proveedores Totaler, trabaja en la Estrategia 6.25 para conseguir en 2025 un triple objetivo: reducir un 25% de plástico, que todos los envases de este material sean reciclables, y reciclar todo el residuo del mismo. Además, trabaja en el Proyecto de Distribución Urbana Sostenible y la mejora de la calidad del aire en las ciudades mediante camiones y furgonetas propulsados por tecnologías limpias y eficientes.