Feria del garbanzo Valseca. / ÁLVARO PINELA
Feria del garbanzo Valseca. / ÁLVARO PINELA

Volvió la feria del garbanzo a Valseca. El municipio segoviano acogió a centenares de personas a lo largo del fin de semana en honor a San Isidro Labrador. Durante tres días se desarrolló un programa festivo, deportivo y cultural, con el producto típico local como eje.

El viernes tuvo lugar una cata de vino y quesos en el Centro cultural ‘Doctor Velasco’, cuya recaudación fue destinada íntegramente a la Cofrafía de las Cinco llagas. Ya el sábado para abrir la jornada se rindió un homenaje al equipo de fútbol de la localidad por su 40 aniversario y se disputó un partido amistoso entre jugadores de diferentes generaciones que pasaron por las filas del club.

En torno a las 11.30 horas se procedió a la inauguración y apertura del mercado artesano y de la marca adscrita a la Diputación ‘Alimentos de Segovia’ en los parques del Caño. En esta zona actuaron el grupo ‘El puntillo canalla‘, que amenizó el vermú, y la compañía Titiriteros de Binéfar, con la interpretación ‘Jolgorio de bueno’ por la tarde.

Para comer se degustó el garbanzo de Valseca con un cocido popular. También hubo hinchables para el público infantil y para cerrar la jornada la música corrió a cargo de la disco móvil de ‘Los40’.

En el apartado cultural destacaron las visitas guiadas al Geo-Museo de la localidad a través de Andrés Díez y la exposición ‘Historia del trampeo y de otros artilugios y engañifas usados en España con fines de subsistencia’.

El domingo, día de San Isidro, estuvo reservado para la misa, el pasacalles y la procesión del santo, con un posterior vino español ofrecido por la Junta agropecuaria local. La programación se cierra con la interpretación teatral ‘Mujeres que cuentan‘ en el Centro cultural ‘Doctor Velasco’, de la compañía Las Magas.

Fotografías de Álvaro Pinela