4_1-feria-de-cuellar
Inauguración de la Feria de Cuéllar, a la entrada de la carpa principal, con personalidades asistentes como el delegado territorial de la Junta y el presidente de la Diputación de Segovia. /CH.NUÑEZ
Publicidad

La villa vivió ayer uno de sus días grandes del año con la apertura de puertas de la Feria Multisectorial, un certamen que vuelve a convertirse en referente y que atraerá durante un fin de semana a miles de personas. En la inauguración oficial estuvieron presentes las figuras de la política provincial y regional, como el presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, o el delegado Territorial, Javier López-Escobar.

No faltaron los anfitriones de la ocasión, como el alcalde de la villa, Jesús García, y la concejala de Industria, Nuria Fernández. Otros alcaldes de la provincia, procuradores y concejales también acudieron.

Antes de proceder al corte de cinta, el alcalde cuellarano quiso dirigirse a los presentes y hacer un reconocimiento a la labor de la concejala Nuria Fernández, encargada de la organización del evento junto a su equipo y los empleados municipales. Igualmente tuvo agradecimientos para la Diputación, Alimentos de Segovia y otros colaboradores.

Seguidamente, realizó una valoración de los últimos diez años de esta Feria y su trayectoria, donde se han multiplicado los espacios interiores y exteriores, llegando a los 15.000 metros cuadrados de exposición. A su vez, esta es una limitación, pero el regidor local volvió a destacar esto como un dato positivo debido al enclave y marco en el que se ubica la Feria de Cuéllar.

“En esta feria, las calles y los volúmenes creados en la carpa lucen de una manera muy especial que benefician a todos los expositores, a los que agradezco que año tras años sigan con nosotros y permiten que la feria siga creciendo”, añadió García.

El alcalde volvió a destacar que es imprescindible que se realicen ferias de este tipo en el medio rural, que son escaparate, toma de contacto y espacio para generar posibilidades de negocio y de actividad económica.

“Es ahí donde tenemos que estar implicadas todas las administraciones; Cuéllar hace un verdadero esfuerzo para que esto mejore en la medida de lo posible, pero tenemos que estar todos contribuyendo, porque serán muchas las operaciones que se cierren a lo largo de estos días y a lo largo del año”, reivindicó el alcalde, quien ha manifestado en más ocasiones que se necesita apoyo económico de instituciones como la Junta de Castilla y León, que en su día fueron muy cuantiosas y ayudaban a generar más movimiento en eventos de estas características.

todos los sectores

Los invitados a la inauguración realizaron el recorrido para saludar a todos los expositores, entre los que destaca la presencia de empresas locales, provinciales y de la comunidad, además de nacionales. Esta prioridad de procedencias es una de las señas de identidad de la Feria de Cuéllar, algo que se valora muy positivamente.

Los primeros visitantes ya llegaron desde primera hora para visitar tanto la carpa principal como las jaimas y las Ferias de Artesanía y el Mercado de Coleccionismo y Antigüedades. Los 15.000 metros de exposición acogen todos los sectores: alimentación, mueble, automoción, artesanía y coleccionismo. La distribución está pensada para que el visitante pueda disfrutar de todas las áreas sin esfuerzo, y las caras y degustaciones son un punto de atractivo fuerte y a destacar de la Feria de Cuéllar.

Toda la parte izquierda y exterior está dedicada a Alimentos de Segovia, con cervezas y vinos artesanos que hacen de este un punto de encuentro. Por otro lado, la gran exposición de vehículos industriales y utilitarios marcan un punto de inflexión para los empresarios.

En definitiva, la Feria de Cuéllar sigue siendo un lugar de referencia, un acto para todos que consigue reavivar, mantener o impulsar las transacciones económicas, y un espacio de disfrute para miles de personas, que pueden llegar a ser 40.000.