Cartel que avisa del cierre del consultorio médico de Los Ángeles de San Rafael. /E.R.
Cartel que avisa del cierre del consultorio médico de Los Ángeles de San Rafael. /E.R.

La situación en el centro médico de El Espinar es límite. Si hace unos días eran los pacientes los que clamaban por la atención recibida en las últimas semanas, ahora es el personal sanitario el que pone de manifiesto las carencias que viven en el día a día y que han provocado el cierre de las agendas hasta el próximo día 31 de enero.

“El pasado lunes tuvimos que trabajar con sólo dos médicos . La matrona tenía covid, la pediatra tampoco estaba, otros dos médicos de baja y otro había cogido unos días libres por un asunto familiar. No teníamos médicos con los que citar a los pacientes y nos vimos obligados a cerrar las agendas y bloquear la cita online”, explica una trabajadora del centro.

El motivo principal de las ausencias de los médicos es que se han contagiado de coronavirus y deben permanecer en sus domicilios hasta completar la cuarentena y tener un test negativo. Esto se ha sumado a la gran cantidad de contagios que hay en el municipio estos días.

“No damos abasto con la tramitación de bajas y altas. Todos los días tenemos decenas, ¡esto parece la guerra! Además tenemos que soportar las malas caras y los insultos de algunos vecinos que nos acusan de retrasar los trámites, de no darles cita… Pero la realidad es que no podemos hacer más”, asegura exhausta.

Además, el personal del centro señala que las colas de pacientes que se están produciendo en el exterior no son responsabilidad. “Nosotros entendemos que a nadie le gusta pasar frío y mojarse pero no podemos hacer nada. El centro se ha quedado pequeño y muestra de ello es que el fisioterapeuta tiene que irse a San Rafael porque aquí no hay sitio. Debe ser el Consistorio el que piense en una solución e instale unas carpas o toldos donde realizar las pruebas PCR y test de antígenos”, señala una auxiliar.

“En la Junta saben lo que pasa pero ni cubren las bajas, ni mandan sustitutos, ni cubren los turnos salientes de guardia…¡Parece que están de vacaciones! Y mientras nosotros somos los que damos la cara”, declara la auxiliar trabajadora consultada por este periódico.

La falta de personal está causando graves retrasos en la atención pero esta situación no sólo se produce en el centro de salud de El Espinar. Los consultorios médicos de La Estación y Los Ángeles de San Rafael llevan cerrados desde el pasado día 10 de enero por el mismo motivo de “falta de personal”.

Los médicos y enfermeros que no se encuentran contagiados han sido centralizados en El Espinar y todos los servicios se han redirigido allí. El personal administrativo se ha visto obligado a recolocar a los pacientes citados con otros médicos y a bloquear el servicio de nuevas citas, a la espera de que los médicos vuelvan de los confinamientos para ocupar sus puestos de trabajo.