Antiguo colegio de El Espinar que ahora alberga a los alumnos de la Escuela de Música. / E.A.

El pleno del Ayuntamiento de El Espinar, reunido en el día de ayer para su sesión ordinaria correspondiente al mes de mayo, aprobó el que será el nuevo reglamento interno de la Escuela de Música municipal que cuenta con una trayectoria de 28 años y con casi 400 alumnos de todas las edades.

Desde que en 1940 se creara la Banda de Música de El Espinar, ha formado parte del día a día de un municipio que siempre ha presumido de sus músicos. En 1993 se creó la actual Academia que nutre principalmente a la Banda y que con esta regulación pretende dar un paso más en su firme apuesta por la enseñanza de calidad.

Todos los grupos políticos han participado en la elaboración de las bases del nuevo régimen, siempre acompañados por la dirección de la Escuela. El objetivo final de esta regulación, como explicó la concejala de Cultura, Myriam del Pozo, es convertir la Academia en un centro oficial. PP, Vox, Cs e IU votaron a favor mientras que el PSOE decidió abstenerse.

En la sesión de ayer se presentaron dos mociones. La primera, a la que dio lectura Alicia Palomo como representante del Partido Socialista, solicitaba al pleno la aprobación de una subvención de al menos 10.000 euros para Cruz Roja. Con este dinero se pretendía la compra de alimentos frescos para las familias más necesitadas de la localidad. La propuesta quedó sobre la mesa para su debate en comisión al expresar desde los partido del equipo de Gobierno que estas ayudas debían ser mayores y dirigidas a más sectores.

La segunda, presentada por Vox tras su retirada del orden del día del pleno del mes de abril, pretendía la actualización del inventario de las cruces del municipio para su protección, así como volver a colocar el crucifijo que en 2009 fue retirado del salón de plenos del Ayuntamiento.

Tras un receso que se extendió durante más de diez minutos, la concejala y líder de Vox, Montserrat Sanz, decidió aceptar las cinco aportaciones del PP que solicitaban dicho inventario únicamente con carácter cultural, eliminando cualquier fin religioso y sin incluir la reposición del crucifijo en el Ayuntamiento. La moción fue aprobada con los votos de PP, Vox y Cs y la rotunda oposición de PSOE e IU.