La empresa de Sanchonuño, El Campo, entrega una tonelada de maíz con fines benéficos

También colabora con un cheque de 3.000 euros para la asociación Ángeles Custodios

La empresa hortofrutícola El Campo sigue reforzando su Responsabilidad Social Corporativa durante la situación que vive el país ocasionada por la Covid-19, y ha hecho entrega de una tonelada de maíz dulce y un cheque de 3.000 euros a la asociación benéfica Santos Ángeles Custodios.

En un acto celebrado hace unos días en las instalaciones que El Campo tiene en Sanchonuño, la directora general de la empresa, Silvia Muñoz, hizo entrega del cheque de 3.000 euros, y la tonelada de maíz dulce de V gama, a la asociación Santos Ángeles Custodios, en cuya representación recogieron: Sofía de Borbón, secretaria de la asociación; y Diego Guillamón Rodríguez, presidente.

Gran parte de las acciones de RSC que la empresa segoviana ha llevado a cabo en 2020 han sido realizadas como apoyo a los colectivos más desfavorecidos a causa de la pandemia de la Covid. “La solidaridad de todos y cada uno de nosotros es clave para salir adelante”, asegura la directora de El Campo.

La asociación Santos Ángeles Custodios es una organización benéfica sin ánimo de lucro cuyo fin es ayudar a los más desfavorecidos consiguiendo alimentos, juguetes, productos para el aseo personal, medicamentos, o ayuda económica. Lo distribuye de manera gratuita entre entidades benéficas dedicadas a la asistencia y cuidado directo de personas necesitadas. Su labor diaria, que acomete en toda la geografía española, permite a muchas personas subsistir, especialmente en situaciones como las que estamos viviendo en estos momentos.

Gracias a esta acción conjunta entre El Campo y la asociación Los Ángeles Custodios, algunas familias podrán ver solucionadas sus necesidades básicas no solo de alimentación sino también de aseo básico.

No es la única acción solidaria llevada a cabo por El Campo este año, pues también ha decidido que el aguinaldo para sus empleados sean ‘bonos regalo’ convertibles en comidas o cenas en restaurantes, apoyando así al comercio y hostelería de la zona.