Publicidad

El alcalde de la localidad traslada la noticia a la opinión pública ayer mismo: la renuncia de Maite Sánchez a su liberación como concejal de Cultura, Patrimonio y Turismo deja paso a una nueva, la de Raquel Gilsanz, hasta ahora encargada de las áreas de Educación y Deportes.

Tras la renuncia a la liberación de la edil de Cultura, Turismo y Patrimonio, Maite Sánchez, el equipo de Gobierno se reorganiza y cede a Gilsanz, además de las suyas, el área de Desarrollo Económico.

El regidor local, Carlos Fraile, ya anunció al comunicar esta noticia que habría cambios en el equipo de Gobierno. “Hemos planteado una reordenación del equipo de Gobierno porque a día de hoy, desde el 15 de junio de 2019, hay cuestiones que no asemejan la realidad material a la formal del día a día en cuanto a lo que se delegó”. Explica así que el trabajo diario ha llevado a esta nueva organización del trabajo y las áreas, que dejan a Raquel Gilsanz con más responsabilidades y con esa liberación.

Su compañera mantendrá el área de Educación con sus tres colegios, dos institutos, Escuela de Música y de Adultos como principales núcleos de competencias; por otro lado, mantiene también la Concejalía de Deportes: programas, mantenimiento de espacios, distribución, inversión en infraestructuras. Mantiene también la Concejalía de Barrios dependientes de Cuéllar y suma una modificación: a Gilsanz se le transfiere la Concejalía de Desarrollo Económico.

Hasta ahora, su representante era Joel Velasco, pero las gestiones las realizaba Maite Sánchez, quien ha realizado todas las actividades y reformación del CIT entre otras cuestiones. Con la renuncia de Maite a la liberación, el alcalde defiende que ahora, más que nunca, hay que tener un estrecho contacto con comerciantes, productores y empresas que caben en el área. Además, será la encargada de la organización de la Feria Comarcal, actividad propia de la concejalía.

Fraile explicó además que les parece muy oportuno que se empiecen a crear “actividades estacionales para impulsar la actividad económica de manera estacional, en verano, primavera, Navidad, etcétera”. Comentó también que a la concejal de Cultura, Turismo y Patrimonio le parece importante que Cuéllar esté representada en la Comisión Territorial de Patrimonio. Raquel Gilsanz ya acudió la semana pasada como representante.

Seguimos trabajando de manera transversal”, indicó el primer edil para comentar otros aspectos que se le confieren a la edil Gilsanz. “No existe Concejalía de Festejos como tal; los eventos y festejos como Navidad, Águedas, Carnaval, Semana Santa… lo tiene que llevar una persona puesto que requieren de mucha tiempo y mucha disponibilidad”, señaló. Así, Gilsanz será  la encargada de mover estos eventos que se desarrollan a lo largo del año en la localidad. “Se refuerza ese papel de la concejala para desarrollar estas actividades en cuestiones normales”, explica Fraile en relación con la situación actual que no permite estos actos.

Las retribuciones que percibirá Raquel Gilsanz son las mismas que las de la otra concejal delegada del equipo de Gobierno: un total de 30.600 euros anuales en 14 pagas. “Después del pleno lo llevaremos a efecto”, concluyó el alcalde de Cuéllar en su exposición. Será mañana jueves cuando se vote este punto del orden del día en la sesión plenaria de octubre, que será presencial y a la que le bastan los votos del equipo de Gobierno de coalición para salir adelante y ejecutarse.