El diputado provincial Basilio del Olmo observa el muro de contención. / E. A.
Publicidad

Equipos del Área de Acción Territorial de la Diputación de Segovia han puesto fin a los problemas que se generaban tras las tormentas en la carretera de Pedraza a La Velilla. Durante las últimas semanas han trabajado para construir una escollera y un depósito que contengan y canalicen el barro y la maleza que caen por una de las laderas cada vez que hay lluvias torrenciales.

Se trata de una vía con un importante tránsito de coches, especialmente los fines de semana, y las tormentas han obligado a cortar el paso en reiteradas ocasiones.

La limpieza de desprendimientos se había convertido en una tarea habitual en esta carretera que une los dos núcleos del municipio después de cada tormenta, motivo por el cual desde el área que dirige Basilio del Olmo se tomó la decisión hace unos meses de poner solución al problema y durante la semana pasada concluían unos trabajos que, como explica el propio diputado provincial “no han sido importantes en cuanto a presupuesto, pero sí serán de una notable relevancia de cara al tránsito y la estabilidad de la vía”.

Además de la construcción de un muro de contención, una escollera y un depósito, se ha instalado una tubería y el conjunto permitirá contener y canalizar las ramas, el barro, la maleza y el agua y evitar los cortes en la carretera.

En este sentido, el muro de contención servirá para recoger en la parte superior toda el agua. La escollera lo encauzarla hacia un depósito en el que quedará contenida la tierra y de éste parte una tubería por la que discurrirá el agua por debajo de la carretera hasta desembocar en el arroyo, situado al otro lado de la vía.

“Cuando el depósito esté lleno, traeremos los camiones para limpiarlo, pero ya no tendremos el problema de que todo caiga por la ladera hasta la carretera de forma desmedida”, ha apuntado del Olmo.

Corte en la carretera de Escalona a Aguilafuente

Por otro lado, la Diputación ha informado de que se cortará al tráfico la carretera SG-P-2213, entre Escalona del Prado y Aguilafuente, los días 22 y 23 de julio, de 8 a 20 horas, para sanear zonas agrietadas. El tráfico se desviará desde Escalona hacia Mozoncillo por la SG-V-2201, y desde allí a Aguilafuente por la SG-211.

La institución provincial ha programado sanear esta semana grietas entre los puntos kilométricos 8+500 al 11+400 de la citada vía. Durante los últimos años se están produciendo continuos baches y cesiones en el pavimento que afectan a la seguridad vial.

Para su arreglo y rehabilitación se precisa fresar esas zonas y sustituir el material por un nuevo pavimento de mezcla bituminosa en caliente en una profundidad de 5 centímetros.

Las obras las ejecutará Construcciones Hermanos Sastre, de Valladolid, con un presupuesto cercano a los 45.000 euros.