Firma de los convenios de los proyectos de intervención arqueológica y geológica. / EL ADELANTADO

La Diputación de Segovia apoya con 24.000 euros el desarrollo de diferentes proyectos de intervención arqueológica y geológica en seis municipios de la provincia. Bernardos, Armuña, Aguilafuente, Navas de Oro, Otero de Herreros y Castrojimeno han sido los ayuntamientos a los que la institución provincial ha otorgado una subvención de 4.000 euros para cada uno de los proyectos presentados, que abarcan, desde la compra de material de soporte informativo hasta la redacción de una memoria técnica o la datación radiocarbónica de muestras obtenidas.

Estos convenios, que parten del Área de Cultura, Juventud y Deportes de la institución provincial y eran rubricados por el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, y los alcaldes de los diferentes Consistorios, permitirán financiar gastos de diversa índole sin los cuales resultaría complicado acometer todos los trabajos previstos en las iniciativas de este tipo.

Así, en primer lugar, en Aguilafuente, podrán seguir dando continuidad a la actividad de uno de los proyectos arqueológicos más ambiciosos que se han llevado a cabo en las últimas décadas en la provincia y que ha hecho de la Villa Romana de Santa Lucía y del Aula Arqueológica dos referencias en la materia.

Por lo que respecta a Bernardos, la cantidad consignada contribuirá a la financiación de la campaña llevada a cabo en el Dolmen de Santa Inés este verano, donde continúa el estudio del sepulcro megalítico desde un enfoque biográfico para tratar de identificar las diferentes fases de ocupación que tuvieron lugar dentro del monumento, así como las distintas prácticas rito-funerarias que tuvieron lugar en él. Con un presupuesto para este 2020 cercano a los 14.000 euros, entre otras acciones, se ha continuado con la documentación de evidencias posteriores de ocupación a mediados del II milenio a.C., tal y como se pudo atestiguar la pasada campaña.

Un mes antes, el equipo del arqueólogo Raúl Martín Vela estuvo trabajando en el Cerro Tormejón, ubicado en Armuña, para realizar una serie de intervenciones arqueológicas en unas parcelas de propiedad municipal situadas en lo alto de la plataforma del Cerro. Con estos trabajos, con los que ahora colabora la Diputación, se da continuidad a un proyecto de investigación en este sector del valle del Eresma acerca del poblamiento encastillado desde la Edad de Bronce hasta la tardoantigüedad, complementando las investigaciones de este mismo equipo en el Dolmen de Santa Inés, en la Peña del Moro y en la villa de Matabuey, y al mismo tiempo se profundiza en una revisión del yacimiento en su fase visigoda bajo las nuevas perspectivas investigadoras.

Las subvenciones restantes contribuirán, en primer lugar a la realización de pruebas analíticas de datación por Carbono 14 y la adquisición de diferente material para las excavaciones del Cerro de los Almadenes en Otero de Herreros y, en segundo lugar, a la recreación de dos viviendas prehistóricas encuadradas en la Edad del Bronce y la Edad del Hierro en el proyecto arqueológico Peña del Moro en Navas de Oro, donde también se pretende datar con Carbono 14 un contexto de habitación documentado entre las campañas 2019 y 2020.

Por último, y en este caso tratándose de una intervención geológica y no arqueológica, el ayuntamiento de Castrojimeno, donde se encuentra uno de los arrecifes de coral más importantes de Europa, pretende utilizar la subvención concedida para la adquisición de un proyector, una pantalla de protección con monitor y un soporte de pared para el Centro de Interpretación del Arrecife del municipio.