El presidente de la Diputación, Miguel Ángel Vicente, durante la visita a los trabajos de desbroce / E.A.
Publicidad

Una treintena de operarios que ya han acondicionado cerca de 700.000 metros cuadrados en setenta núcleos de población de la provincia y que, cuando finalice la campaña llegarán a más de 170 pueblos para contribuir a la prevención de incendios. Las cuadrillas están repartidas en siete bases: Ayllón, Otero de Herreros, Cantalejo, Carbonero el Mayor, Cuellar, Fuentidueña y Navafría. Cada una de ellas tiene asignada una zona con sus respectivos municipios, donde se planifican los trabajos previa solicitud de los ayuntamientos.

El presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, ha visitado esta mañana Hontanares de Eresma, Escarabajosa de Cabezas y Santiuste de Pedraza para interesarse por los trabajos de desbroce que están acometiendo desde principios del mes de junio las siete cuadrillas forestales de la institución provincial. En su recorrido, le ha acompañado la diputada de Empleo, Promoción Provincial y Sostenibilidad, Noemí Otero, responsable del programa en el que está encuadrada la iniciativa.

Las cuadrillas, formadas por un capataz y tres peones, a excepción de la cuadrilla de Otero de Herreros que suma cuatro peones, están coordinadas por un ingeniero técnico. La especial distribución de cuadrillas este año se establece como medida preventiva por la excepcional situación que provoca la pandemia de la Covid-19 en los desplazamientos en vehículos.

Esta iniciativa cuenta con un presupuesto total de 450.000 euros y se enmarca dentro del programa ELMET de la Junta de Castilla y León, que permite a personas demandantes de empleo ser contratadas a lo largo de seis meses. Las siete cuadrillas han acondicionado, hasta el momento, un total de 690.409,94 m2 de superficie en 44 municipios y 26 anejos. El grueso actual de los trabajos se centra en la prevención de incendios en el interfaz urbano forestal, además de la apertura de fajas auxiliares contra incendios en los aledaños de los núcleos de población. Puntualmente se han realizado adecuación de riberas, mantenimiento de sendas y adecuación de zonas recreativas. Las abundantes lluvias durante la primavera han hecho que la complejidad de los trabajos este año sea mayor, con un rendimiento acumulado de 13,16 jornales por hectárea, una cifra mucho mayor que la registrada en 2017 y 2019, pero muy similar a la que se produjo en 2018.
La programación de los trabajos se publica semanalmente en la web de la Diputación de Segovia y se actualiza todos los viernes.