Cuando se cumple un mes del paso de la DANA por el municipio de El Espinar, el Ayuntamiento y sus vecinos aún contabilizan los daños y desperfectos que provocó la tormenta. Los más de 150 litros por metro cuadrado caídos en tan sólo unas horas inundaron varias zonas de la localidad y provocaron el desbordamiento de ríos. Según explicó el alcalde de la localidad, Javier Figueredo, los daños materiales de titularidad municipal ascienden a 6,2 millones de euros.

La pared trasera del cementerio se vino abajo, se contabilizan, al menos, siete socavones entre todos los núcleos, aceras destrozadas y asfalto levantado en cientos de calles, ríos desbordados y árboles caídos son algunos de los daños que, un mes después, todavía quedan por arreglar. Unas obras cuyo elevado coste impide al Consistorio espinariego asumir, por lo que ha tenido que solicitar ayuda a otras administraciones para hacer frente a los gastos.

Las brigadas forestales de la Diputación de Segovia fueron las primeras en acudir. Durante el último mes, varios personas han trabajado de manera exhaustiva en la zona para colaborar, tanto en la poda y retirada de restos vegetales, como en otras labores de desbroce que han contribuido a despejar los cauces de los ríos de la acumulación de ramas y otros elementos que urgía retirar.

La Junta de Castilla y León también tiene previsto realizar una aportación económica, tal y como informó el propio alcalde, al hacerse cargo de entre el 50 y 60% del coste de las obras que deba pagar el Ayuntamiento. En los próximos días la Junta anunciará la cifra exacta con la que ayudara al municipio, una vez se conozcan todos los daños.
Por otro lado, el Consejo de Ministros acordó la semana pasada declarar zonas afectadas gravemente por emergencias de protección civil -actual denominación de la antigua ‘zona catastrófica’- en nueve comunidades autónomas entre las que se encontraba Castilla y León. En la provincia de Segovia, el municipio más afectado fue El Espinar y, aunque todavía no es oficial, en el Ayuntamiento confían en recibir la ayuda del Ministerio. Una ayuda fundamental para poder hacer frente a los más de seis millones de euros que se deberán invertir en obra pública.

Daños en propiedades privadas

Además de los daños en el mobiliario público, el agua inundó cientos de casas, garajes y provocó daños en muchos coches. El Consorcio de Compensación de Seguros en Castilla y León se puso en contacto con el Ayuntamiento para ayudar a los afectados a tramitar las solicitudes y reclamaciones por daños. Al menos 200 viviendas se vieron afectadas y más de 80 vehículos. Algunos vecinos sufrieron la inundación completa de sus garajes con pérdidas millonarias.

Desde el Ayuntamiento han puesto a disposición de los vecinos 60.000 euros del fondo para emergencias pero aseguran que los más de ocho millones que se encuentran en las arcas municipales pueden ser utilizados si fuera necesario. Además, durante las últimas semanas un servicio de recogida especial ha retirado los enseres dañados para evitar abandonos.

La localidad de El Espinar fue una de las zonas más afectadas de todo el país por la DANA y los desperfectos ocasionados aún tardarán varios meses en ser reparados. n