Asamblea General Ordinaria ASAJA
Los responsables de ASAJA toman asiento en la Asamblea General Ordinaria. / EL ADELANTADO

“El futuro es preocupante, los costes de producción se encarecen y hay mucha incertidumbre entre los círculos de la agricultura”. De esta manera Donaciano Dujo, presidente de Asaja Castilla y León, definía la situación del sector en la región. Según explicó, la cosecha va a ser “mala” debido a las pésimas condiciones meteorológicas del mes de mayo, con demasiado calor y muy pocas lluvias, y a la situación internacional de crisis a raíz de la guerra de Ucrania.

Dujo puntualizó que la producción de esta temporada no va a pasar de los “cinco millones de toneladas de cereal”, muy lejos de las seis millones y medio que suelen obtenerse. Así, pronosticó que va a resultar necesario “importar más de lo que se produce aquí”, lo cual calificó enfáticamente como “malo”. Además denunció que los costes de producción se han encarecido demasiado, haciendo imposible sacar rentabilidad del oficio.

Dujo realizó este balance con ocasión de la Asamblea General Ordinaria de Asaja, celebrada ayer en Segovia. Estuvo acompañado del presidente de Asaja Segovia, Guzmán Bayón, y del viceconsejero de la PAC –Política Agraria Comunitaria– de la Junta de Castilla y León, Juan Pedro Medina. Para él, la situación actual “imposibilita la aplicación” de la nueva política común. Dada la situación de carestía, no cree viable que se pueda adoptar una “política verde sin el uso de fertilizantes”. Sin embargo explicó que las autoridades europeas no se encuentran dispuestas a modificar sustancialmente el proyecto.

Hambrunas en África

Medina advirtió de que los países más pobres, especialmente los de África, comienzan a sufrir “hambrunas” y que, cuando hay hambre, se producen “movimientos y guerras”.

Con respecto al tema de la PAC, Dujo subrayó que sus condiciones obedecían a la situación de 2017. No estaban pensadas para “una pandemia, una crisis energética y una guerra en Europa”. Ante esta coyuntura excepcional, demandó medidas excepcionales para “maximizar tanto la productividad como la rentabilidad”. Sugirió que lo necesario es que se “flexibilicen las normas y que se concedan ayudas desde la Junta, el Gobierno y la UE”.

Dujo hizo saber que el agricultor de la región siente “miedo y preocupación” ante el futuro. “Nos arruinamos”.

Asaja honra a dos miembros

El presidente de la sección segoviana de Asaja, Guzmán Bayón, anunció que la Asamblea General Ordinaria de ayer tenía un “matiz especial”. Y es que se homenajeó a dos de los miembros más antiguos de la organización, José Manuel Llorente y Eloy Torán. Bayón recordó que llevan trabajando de manera “honesta y humilde” desde los años 80 y que, gracias a personas como ellos, el sector segoviano se encuentra integrado a nivel regional y nacional. Por todo ello, expresó su “agradecimiento eterno”. Para él, la gran cantidad de socios que habían acudido al acto supuso un “homenaje moral” a los dos profesionales retirados.

Asimismo hizo notar que, pese a las dificultades, los socios se sienten bien representados por Asaja. Señaló que es necesario que la población sea “consciente de los problemas que se ciernen sobre el sector y que conozcan las soluciones que se van a tomar para arreglar la situación”. Por ello dejó claro que lo importante es ser realista, pero “sin caer en un excesivo pesimismo”.

Dujo también reivindicó la fortaleza del sindicato. Expuso que todos comparten un mismo oficio y que, gracias a ello, componen una gran familia. Para él, ese cariño y esa solidaridad casi familiares constituyen el “mayor valor de la organización” y explican que Asaja sea el sindicato mayoritario en Castilla y León y en España.