Uno de los salto de agua de las Pesquerías Reales.
Uno de los salto de agua de las Pesquerías Reales./ L. SANZ
Publicidad

La Comisión de Cultura del Senado aprobó este lunes la solicitud al Gobierno de España de que Las Pesquerías Reales o del Rey Carlos III del Real Sitio de La Granja y Valsaín, ribereñas del Eresma, sean declaradas BIC-Sitio Histórico.

El texto finalmente sometido a votación partió de una iniciativa del PSOE, concretamente del senador y exalcalde del Real Sitio, Félix Montes, y de una enmienda presentada por el Partido Popular a la moción original del PSOE, que fue aceptada por los socialistas y que pide que “se inicie el expediente de incoación de declaración BIC-Sitio Histórico a las Pesquerías Reales de forma conjunta con la Junta de Castilla y León, teniendo en cuenta tanto que las Pesquerías constituyen un bien de titularidad estatal, como que están dentro del Área de Especial Protección del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y que las actuaciones deben ser, en todo momento, compatibles con su especial régimen jurídico”, explica el citado texto.

En este sentido, los populares recordaron por un lado “la figura del Área de Especial Protección del Parque (AEPP)”, zona que adquiere el mismo régimen jurídico que el propio Sistema Natural del Parque y del que se exceptúa, en este caso y en esta zona, el aprovechamiento de madera y un pequeño salto de agua, y por otro lado “la figura de la Zona Periférica de Protección (ZPP), zona que amortiguaría todos los impactos exteriores ecológicos o al paisaje del parque”.

Con esta propuesta, los senadores populares querían dejar patente con su voto favorable el grado máximo de protección que otorga el Parque Nacional a este posible bien, desde su declaración por el Gobierno del Partido Popular a través de la Ley 7/2013, una ley que tiene el carácter básico del artículo 149. 1. 23 de la Constitución española y que, según recordaban, “es de carácter prevalente frente a cualquier normativa sectorial vigente en el territorio del Parque”.

Por ello, a través del Plan Director y del Plan Rector de Uso y Gestión del propio Parque, se establecerán cuáles y qué tipo de actuaciones serían o no compatibles en el futuro BIC que se pretende declarar. Además, los populares hicieron hincapié en que el propio río Eresma está contemplado como Reserva Fluvial Pesquera, viéndose afectado por ello el 70% del recorrido de la senda de las Pesquerías Reales.

Por estos motivos, aseguran los populares “el PSOE se veía obligado a retirar de su moción la inclusión de una serie de actuaciones que proponían, entre otras acciones, la de controlar la invasión de flora o actuar sobre la vegetación de ribera, la intervención humana o el uso y disfrute de la misma”.

Esta enmienda de sustitución fue aprobada por unanimidad por todos los grupos parlamentarios y los senadores Juan-Ramón Represa y Juan-Carlos Álvarez, encargados de defenderla.