Semana Santa de la localidad de Cuéllar.
Publicidad

La noticia emitida por las juntas de cofradías de Semana Santa de Castilla y León sobre la suspensión de la misma debido a la Semana Santa deja en Cuéllar a alrededor de 900 cofrades sin celebración este 2020. Las circunstancias excepcionales que ha dispuesto la propagación del COVID-19 hacen que todos los fieles de la villa, como en el resto del país, no vayan a vestir sus trajes ni realizar los actos propios de esta época tan  intensa en la localidad. 

Las primeras medidas llegaban esta semana, con la cancelación de actos como el Encuentro Nacional de Bandas de la Cofradía Nuestro Padre Jesús Nazareno. Ante el avance rápido de medidas, las bandas de cornetas y tambores suspendían sus ensayos, a la espera de ver qué se decidía a nivel autonómico. Finalmente, las marchas y saetas no sonarán, y muchos cofrades ya han mostrado la tristeza de que todo un año de ensayos no salga a la luz, aunque priman la salud de la ciudadanía.

La Semana Santa de la localidad, que este año iba a experimentar cambios sustanciales de recorrido y debut de una nueva cofradía, tendrá que esperar a hacerlo en 2021.