Cuellar Muralla Castillo
Castillo y muralla de Cuéllar. / KAMARERO

A pesar de la disminución del 14% en las visitas a la oficina de turismo durante la Semana Santa, con un total de 2.286 visitantes, Cuéllar, una joya en la provincia de Segovia, sigue siendo un destino turístico de gran atractivo.

El mal tiempo no ha logrado opacar el encanto de esta localidad, especialmente sus visitas teatralizadas al castillo, que han colgado el cartel de completo. Las visitas guiadas al castillo y las rutas por la villa, aunque se han visto perjudicadas por las inclemencias meteorológicas, siguen siendo una opción atractiva para los turistas.

Los madrileños encabezan la lista de visitantes, seguidos de cerca por los vallisoletanos y segovianos. Este dato refleja el interés que despierta Cuéllar, no solo entre los habitantes de la región, sino también entre aquellos que vienen de más lejos para descubrir sus encantos.

El castillo de Cuéllar, una fortaleza del siglo XV, es uno de los principales atractivos de la localidad. Sus torres almenadas y sus robustos muros han sido testigos de la historia de España, desde la época de los Reyes Católicos hasta la actualidad. Las visitas teatralizadas permiten a los visitantes sumergirse en el pasado y vivir una experiencia única.

Pero Cuéllar no es solo su castillo. La villa cuenta con un rico patrimonio histórico y cultural que incluye la iglesia de San Martín, la iglesia de San Esteban, la iglesia de Santa María y el convento de Santa Clara, entre otros. Las rutas por la villa ofrecen la oportunidad de descubrir estos monumentos y aprender sobre la historia de Cuéllar.

Desde la oficina de turismo se confía en la pronta recuperación de las visitas durante el mes de mayo, gracias al puente de mayo y a la Feria Comarcal que se celebra los días 3, 4 y 5 de mayo. Este evento, que atrae a visitantes de toda la región, es una excelente oportunidad para descubrir la riqueza cultural y gastronómica de Cuéllar.