Publicidad

Por primera vez en cinco meses, todos los componentes de la Banda Municipal de Música de Coca se han reunido para ensayar y preparar los conciertos que tienen previstos para el mes de agosto, durante el verano cultural programado por el Ayuntamiento de la localidad.

Anteriormente ya se habían juntado para retomar sus ensayos tras el confinamiento, pero lo hacían por turnos para no concentrar a demasiadas personas en el local de ensayos.

Ahora el Consistorio les ha cedido el patio del Centro Cultural Fonseca, donde los casi cuarenta músicos pueden mantener la distancia de seguridad y cumplir las normas sanitarias, con el aliciente de tratarse de un espacio al aire libre.