el espinar alimentos benin valentin bravo padre angel
Valentín Bravo, ex párroco de El Espinar, y el Padre Ángel, de Mensajeros de la Paz, en El Espinar. / JOSÉ REDONDO

La Asociación ‘Cueva Valiente’, creada por el que fuera párroco de la Iglesia de San Eutropio de El Espinar, Valentín Bravo, ha enviado un camión cargado con 24.000 kilos de productos de ayuda humanitaria a Benín. Como viene sucediendo desde 1998, la asociación espinariega se encarga de reunir la ayuda que llega desde diversos puntos de la provincia para su posterior envío.

“Desde la Asociación Cueva Valiente queremos dar las gracias a tantas personas e instituciones que lo han hecho posible: Arciprestazgo de Ayllón-Riaza, de Cantalejo, de Cuéllar, de Abades-Villacastín, a otras parroquias de la diócesis de Segovia, a empresas y particulares, y a la ONG Mensajeros de la Paz”, exponen en un comunicado.

Esta iniciativa que comenzó hace ya 24 años con el envío de ayuda humanitaria para los niños de los orfanatos de Bielorrusia (se enviaron un total de ocho camiones), continuó en 2006 con los envíos a África. Año tras año la asociación espinariega se ha esforzado por donar siempre más de 21.000 kilos de productos a un país donde la parroquia de la localidad ha financiado varios proyectos.

Este último envío ha sido el número 16. “Gracias de corazón en nombre de la gente querida de Benin que esperan los alimentos y demás productos como agua de mayo nuestros campos. Con vuestro apoyo y ayuda seguiremos estando muy cerca de los que más sufren. Gracias”, concluyen.

Esta tarea sería imposible sin la entera dedicación de Valentín Bravo, la colaboración del Padre Ángel, de Mensajeros de la Paz y de Nati y Alosa, voluntarios de la parroquia de San Antón, en Madrid, que se encargan de recaudar los alimentos, clarificarlos y empaquetarlos para su posterior envío.

Bravo agradece un año más la generosidad y colaboración de los segovianos con esta causa, donde son muy bien recibidos, al ser una necesidad que nunca se acaba. La distribución de la carga en paquetes estuvo supervisada por el Padre Ángel, que se desplazó hasta las instalaciones de Martín Rodríguez, junto a Bravo, para asegurar todo el proceso. El Padre Ángel agradeció también a la provincia su solidaridad con este país africano, en una campaña que continuará el año que viene.

Para este envío se han recogido un total de 12.417 kilos de alimentos (pasta, arroz, lentejas, garbanzos, azúcar, aceite, judías, sal, etc.); 4.700 kilos de conservas; 425 kilos de productos de aseo y de limpieza; 250 kilos de ropa nueva; 450 kilos de material escolar y otros 5.525 kilos de papillas, calzado, material médico, etc. Esto ha hecho un total de 23.797 kilos de productos que viajan ya hacia Benín y que serán recibidos allí en dos o tres semanas en la ciudad de Cotonú, principal y mayor ciudad de Benín.

Una vez que los productos lleguen a su destino serán distribuidos entre la población. Un año más la Asociación ‘Cueva Valiente’ ha conseguido, con mucho esfuerzo, enviar el camión de la esperanza para muchas personas que esperan este envío para poder sobrevivir. Desde el día del envío esta asociación ya trabaja en el proyecto de ayuda humanitaria para el año 2022.