Escuela destinada a los alumnos de Educación Infantil de Hontanares de Eresma./ KAMARERO

La alcaldesa de Hontanares de Eresma, María Vallejo, ha mostrado su indignación por la estrategia del PP de “jugar al despiste” con las familias y el propio Ayuntamiento sobre la viabilidad futura del centro cultural como centro educativo. Vallejo asegura que el objetivo del equipo de gobierno y el suyo propio es conseguir que el centro cultural de la localidad tenga el uso para el que se construyó y que el compromiso de la Dirección Provincial de Educación se sustancie con un nuevo colegio para un municipio que “lo necesita por el importante número de niños escolarizados y residiendo”.

“Eso debería ser la preocupación máxima del portavoz del PP en la localidad —dice Vallejo en un comunicado—y no la de enredar permanentemente con un asunto del que tiene mucho que explicar por su anterior gestión”. El Ayuntamiento aclara que no ha tomado ni la decisión del traslado de los alumnos de Primaria durante el presente curso escolar hasta la cabecera del CRA Los Llanos, en Valverde del Majano, sino que los hizo la Junta de Castilla y León para garantizar las medidas de seguridad que se precisan a consecuencia de la pandemia, ni ahora la de continuar en el siguiente curso en las mismas instalaciones de nuestra localidad vecina. “Emplazo a todos los colectivos vecinales a que apoyen los intereses del municipio para conseguir el ansiado nuevo centro educativo”.

La regidora ha recordado que poco antes de que comenzase el actual curso escolar, desde la Dirección Provincial de Educación justificaron el traslado de más de 100 alumnos de Hontanares al colegio de Valverde asegurando que las instalaciones donde se imparte la docencia no reunían las medidas de seguridad a las que obliga la pandemia. “El motivo principal que se dio entonces a las familias afectadas fue que el centro cultural, donde estudiaban los niños de 1º a 6º de Primaria, no cumplían los requisitos mínimos de ventilación y ni disponían de espacio suficiente que permitiera garantizar la separación que recomiendan las autoridades sanitarias”.

Pues bien, según ha explicado Vallejo, “desde el Ayuntamiento, nos comprometimos, tal y como nos pidieron, a cambiar algunas ventanas y así lo vamos a hacer antes de que termine este curso. Y no solo eso, por voluntad propia, vamos a mejorar también la iluminación de las aulas”. “No vamos a escatimar esfuerzos para asumir nuestras competencias como en la mejora de la ventilación en el centro cultural pero nuestra colaboración con la Dirección Provincial de Educación es adecuada y continuará hasta que se construya el nuevo edificio”.

La alcaldesa asegura que cuando tengan aprobadas las normas urbanísticas, “que nos encontramos sin terminar, y que avanzan hacia las últimas fases” el Ayuntamiento ofrecerás terrenos municipales a la Consejería de Educación para que dote al municipio de un centro educativo que permita acoger a todos los alumnos sin necesidad de tener que desplazarse.

“Hace décadas que la población de este pueblo va en aumento, pero el Gobierno autonómico, parece ignorarlo hasta ahora, pero esperamos que cumplan su compromiso y el proyecto del nuevo colegio sea pronto una realidad”. “El hartazgo ha ido aumentando en la localidad con la situación cada vez más, siendo el traslado de alumnos de Primaria al colegio de Valverde del Majano la gota que ha colmado el vaso, de los vecinos, y, por supuesto, de este Ayuntamiento”, ha asegurado la alcaldesa, María Vallejo.