Las legumbres se erigen como uno de los alimentos indispensables de cualquier dieta. No es ningún secreto. Pero, además, en tiempos de covid, su relevancia se multiplica; en un año marcado por la pandemia, su exiguo coste comparado con otros productos y la facilidad de almacenamiento que comporta convierten a este superalimento en crucial para millones de personas.

Por supuesto, a estas bondades hay que añadir la más importante: sus incontables beneficios nutricionales. Aportan vitamina B, minerales como hierro, potasio o calcio y contienen poca grasa. Por no hablar de su versatilidad; podemos degustarlas en purés, sopas, estofados, potajes…

Y ni siquiera hay que ceñirse a la hora de la comida para disfrutar del sabor cálido y auténtico de unos buenos Judiones de La Granja, de un hummus preparado con Lenteja de Tierra de Campos o de una ensalada de alubia roja de Ibeas de Juarros. Son la Fundación Española de la Nutrición (FEN) y la Asociación de Legumbristas de España (ALE) las que recomiendan tomar legumbres a la hora del desayuno. Según argumentan los expertos, de este modo arrancamos el día con la proteína necesaria para funcionar con energía durante toda la mañana al tiempo que saciamos el estómago, evitando, por tanto, la tentación de picar antes del almuerzo.

Raciones semanales recomendables

Por otro lado, estableciendo esta forma de consumo como costumbre podremos alcanzar el número de raciones semanales que aconsejan los entendidos (entre tres y cuatro). Y es que, aunque este alimento sea más popular en Castilla y León que en otras regiones de España, sobre nuestros manteles aún faltan más platos de legumbres. Podemos compensarlo elaborando delicias saludables para iniciar el día. Desde batidos de guisantes o crepes con harina de alubias hasta huevos revueltos con judías verdes y queso feta o una tostada de aguacate con Garbanzo de Fuentesaúco.

Atendiendo al criterio de los expertos, tomar legumbres en el desayuno es una de las claves para prevenir enfermedades cardiovasculares y para experimentar un envejecimiento saludable. Por fortuna, este tipo de consumo se está convirtiendo en tendencia; una tendencia con sentido.