fuentepelayo concierto jesus parra natalia baeza
Un momento del concierto de jazz. /E.A.

El recital contemplado en Fuentepelayo dentro del ciclo musical ‘Aire Rural’, que promueve la Fundación de Caja Rural de Segovia en colaboración con Cajaviva, demostró bien a las claras que el jazz ha dejado de ser una música para un determinado público entendido en la materia, gracias al concierto exhibido por el guitarrista segoviano Jesús Parra y la vocalista madrileña Natalia Baeza. Respecto al jazz, hay determinados estereotipos que le hacen parecer un estilo con una identidad compleja que no puede ser delimitada con facilidad. El jazz puede servir como música de fondo para reuniones o incluso para baile, pero existe un determinado género que exige una escucha atenta y concentrada por parte de los espectadores.

Y eso fue lo que aconteció en Fuentepelayo. Se combinaron todos los elementos necesarios para que los espectadores disfrutaran de lo lindo de un concierto con un recinto inigualable de sonoridad y belleza plástica (Plaza de la Gracia), una logística insuperable puesta a disposición de los artistas por parte de la asociación Taller Cultural y de la Fundación Caja Cega y sobre todo, se disfrutó de un dúo de una calidad musical y artística solo al alcance de los más privilegiados. Y por supuesto, se contó con un público receptivo y entendido en la materia que acogió con entusiasmo el producto musical de la cultura afroamericana. En temas como ‘Ain’t Got Nothing but the Blues’ que inmortalizara la gran Ella Fitzgerald, ó el célebre ‘You Are the Sunshine of My Life’ de Stevie Wonder, la conjunción entre la guitarra de Jesús Parra y la voz de Natalia rozó la divinidad. El guitarrista segoviano deleitó al auditorio con una cátedra musical de dicho instrumento puesto al servicio de una de las mejores voces del panorama musical español del momento.

Entre tanta música negra, también hubo espacio para intercalar algunos conocidos boleros como: ‘Adoro’ y ‘Voy a apagar la luz’. Incluso los Beatles salieron a la luz gracias a una versión propia del popular ‘Yesterday’.