Investigado por el ahogamiento de cachorros de mastín en el río Duratón

Se pudo salvar a dos de los animales pero otros dos fueron encontrados muertos

Unidades del Seprona y de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia han investigado a una persona por un delito de maltrato animal y otro de abandono de animales al localizar en el río Duratón dos cachorros a punto de ahogarse y otros dos muertos. Los hechos ocurrieron a principios de este mes de junio en una pedanía de Santo Tomé del Puerto.

Según ha comunicado este miércoles la Subdelegación del Gobierno, la Guardia Civil comenzó una investigación tras tener conocimiento de la aparición de dos cachorros de mastín a punto de ahogarse en el río Duratón y al localizar en el lugar otros dos cachorros muertos, sospechando que fueron arrojados al río de forma intencionada para deshacerse de ellos.

En el transcurso de la investigación se localizó en una población cercana al dueño de una perra recién parida, con un cachorro de las mismas características a los encontrados en el río. El dueño reconoció que el can había tenido ocho perros, que había regalado otros dos y no pudo justificar la falta de los otros cinco cachorros.