incendio seprona
Un agente del Seprona inspecciona el incendio. / GUARDIA CIVIL SEGOVIA

La Guardia Civil de la Comandancia de Segovia ha investigado a un hombre como presunto autor de un delito de incendio forestal por imprudencia. El pasado día 11 de agosto se produjo un incendio forestal en el municipio de El Espinar, resultado quemadas 4,10 hectáreas de pastizales. El terreno afectado forma parte de la ZEPA (Zona Especial de Protección de las Aves) de Campo AzálvaroPinares de Peguerinos.

El Seprona de la Guardia Civil de Segovia realizó la correspondiente investigación del suceso, determinando que el origen del fuego había sido el empleo de una radial en los trabajos de desmontaje de una plataforma metálica.

Se daba la circunstancia de que en esa fecha, comenzaba la declaración de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta por situación de alerta por riesgo meteorológico de incendios en la Comunidad Autónoma de Castilla y León que duraría hasta el día 16. En dicha resolución, entre otras medidas, se prohibía el uso en el monte y la franja de 400 metros de terreno rústico que lo circunda de maquinaría cuyo funcionamiento habitual genere fuego, deflagración, chispas o descargas eléctricas, tales como sopletes, soldadores, radiales, etc.

Como consecuencia de ello, el Seprona ha atribuido al operario que utilizó la radial, un supuesto delito de incendio forestal por imprudencia grave, ya que aparte de la prohibición, no contaban con medios de extinción ni habían adoptado las medidas necesarias para evitar la propagación del fuego. A ello hay que añadir que la vegetación existente en la zona donde se originó el fuego estaba extremadamente seca.

De todo ello se instruyen las correspondientes diligencias que se remitieron al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción competente.