Publicidad

Por 10 votos a favor de los grupos municipales de PSOE, IU, Centrados y Ciudadanos en el pasado pleno ordinario, la jornada laboral semanal de los operarios municipales ha pasado de 37,5 horas a 35. Ya lo anunció el equipo de Gobierno  días antes, cuando explicó que los trabajadores les habían hecho llegar esta solicitud ya planteada al anterior equipo, que lo aceptó y previó su instauración en enero de 2020. Con el nuevo equipo, los trabajadores hicieron llegar la petición para adelantar el proceso, como así ha ocurrido; el martes 1 de cotubre comienzan con las 35 horas. El alcalde explicó en el pleno que este derecho lo perdieron con la cisis, y fruto del acuerdo en la Comisión Mixta Paritaria, se dispone esta nueva jornada con el consiguiente cambio de horarios y salario. David de las Heras, desde Ciudadanos, pidió que se lleve el exigido registro de horas como marca la ley.

Por su parte, la oposición del Partido Popular recordó que este fue un compromiso adquirido por su Gobierno, y que ahora “se está haciendo la casa por el tejado”. Afirman que lo correcto, desde su punto de vista, hubiera sido hacer una valoración de los servicios, un controld e horarios, y que adoptar esta medida para el 1 de octubre es precipitado. Los integrantes del grupo municipal del PP hablaron de estar de acuerdo en el fin pero no en las formas, y de que en enero “hubiera sido mucho más razonable, en otro orden”. El alcalde, Carlos Fraile, aseguró que por adelantar tres meses esta cuestión “la casa no se va a caer”. Respecto a Policía Local, área sobre el que el PP también habló en cuanto a cubrir servicios con estas 35 horas, Tomás Marcos, cocnejal de Seguridad, recordó los numerosos sobresaltos a los que se han sometido los horarios de la plantilla debido a bajas. Los cuadrantes se realizan a 1 de enero para todo el año, pero confirmó que este año casi se han hecho “semana a semana” dadas las contingencias, sumadas a la designaciónd e un policía como enlace sindical. El PP planteaba el problema de cubrir servicios con el sobrecoste de horas extra, a lo que el edil delegado respondió que en total supone unas 24 horas extras, “totalmente asumibles”; “no entendemos que sea problema, no es una cuantía excesiva”, añadió. Además adelantó que las cuatro plazas de policía vacantes y para las que ya se han realizado las primeras pruebas de oposición, se adelantarán debido a la realización del cursillo de calle antes que la formación de academía.

Así, 13 votos favorables dieron luz verde a esta modificación de la jornada laboral que afecta a unos 110 trabajadores municipales que asumen ciertos cambios en sus horarios diarios.