14 1 web 4
El pueblo expresa su malestar por la situación y su inequívoco apoyo a la víctima. / EL ADELANTADO

Los vecinos de Codorniz están “indignados” por la puesta en libertad de Antonio Herrero, un exedil del municipio que fue detenido este fin de semana por un presunto intento de agresión sexual a una mujer, y que ya fue arrestado en 2018 por robar supuestamente en comercios y viviendas.

El alcalde de esta localidad de poco más de doscientos habitantes, Óscar García, ha informado en una entrevista con Efe que el detenido fue concejal durante la anterior legislatura por el PSOE, aunque no era afiliado al partido, y desde entonces no ha tenido ninguna relación con la corporación municipal.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno han informado de la detención de un hombre por una presunta agresión sexual durante la madrugada del sábado al domingo hacia una trabajadora de la finca El Pinar en la localidad, sin que hayan confirmado la identidad del implicado.

El regidor ha precisado que los hechos se produjeron sobre las cuatro de la mañana, cuando la víctima volvía de trabajar en un evento en la mencionada finca y, en la puerta de su casa, el presunto agresor la abordó con una camiseta mojada con amoniaco, ataque del que la víctima pudo zafarse y pedir ayuda.

La Guardia Civil detuvo entonces al exconcejal, quien está pendiente de un juicio por unos hechos por los que ya fue detenido en 2018 y que le relacionan con una serie de robos en viviendas y comercios del pueblo, según el alcalde.

Aquel arresto se produjo tras ser descubierto robando en un gasolinera en Martín Muñoz de las Posadas vestido de Guardia Civil, un traje que habría sustraído de la casa de un agente del instituto armado, ha informado el regidor, quien ha reconocido que la historia que rodea al detenido “parece una película”.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León han informado que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Santa María la Real de Nieva recibió el lunes al detenido y este quedó en libertad.

Está siendo investigado por este juzgado por un delito de agresión sexual y un delito leve de lesiones, por lo que se acordó como medida cautelar una orden de alejamiento de toda la provincia de Segovia.

Según ha relatado el regidor, los vecinos de Codorniz han recibido “fatal” la noticia de los hechos porque se trata de un suceso “fortísimo” y, aunque sabían que Herrero andaba “metido en mundos raros”, nunca se les pasó “por la imaginación” que pudiera hacer algo así.

En el pueblo están “indignados” con la puesta el libertad del presunto agresor: “Pensábamos que ya iba a entrar en prisión, no entendemos cómo puede estar en la calle, pensábamos que ya íbamos a descansar porque ya le iban a encerrar”, ha lamentado García, quien en todo caso ha expresado su respeto por la decisión del juez.

De acuerdo a lo narrado por el alcalde, el presunto culpable está viviendo en casa de un amigo en la localidad de Arévalo (Ávila), situada a tan sólo doce kilómetros de Codorniz y, según ha sabido el regidor del municipio segoviano, los habitantes de este otro pueblo ya han manifestado su malestar al respecto.