Los más pequeños también pusieron su granito de arena. /L.L.
Publicidad

El municipio acogió la tercera edición del ‘Maratón Musical Solidario’ impulsado por la asociación cultural de Zarzuela del Monte ‘Luis Barreno Antón’ con el apoyo y a beneficio de la Fundación Niemann-Pick de España, alcanzando un gran éxito de participación.

Los asistentes pudieron disfrutar  a lo largo de todo el día y en diferentes enclaves del municipio de las actuaciones de un total de cinco agrupaciones musicales de toda la provincia de Segovia bajo el eslogan ‘Alcanzando metas’, así como de sorteos ofrecidos por los colaboradores, comidas populares, pasacalles por los bares y baile.

El acto inaugural corrió a cargo de José María Rubio, asistiendo diferentes personalidades políticas  e institucionales como José Antonio Velasco, alcalde de Muñopedro; Manuela Castro, tesorera de la Fundación española Niemann-Pick; José Luis Aceves, diputado nacional del Congreso por Segovia; Azucena Suárez y Jaime Pérez, en representación del equipo de Gobierno de la Diputación de Segovia. Todos ellos coincidieron en sus intervenciones en destacar el gran valor que tienen este tipo de iniciativas. Así, subrayaron cómo Segovia “pone su granito de arena para hacer una provincia solidaria, justa, que demanda la investigación y que está a la altura de la sociedad del siglo XXI”.

Además, destacar la labor realizada por los impulsores de este evento solidario, Mari Cruz Rubio y Diego Barreno, quienes desde la asociación cultural ‘Luis Barreno Antón’ muestran su compromiso con esta enfermedad, con la cual lidian cada día en primera persona con sus pequeños.

El amplio programa musical arrancó por la mañana con los conciertos ofrecidos por la agrupación ‘Virgen de la Soledad’ de Maello y la Escuela de Dulzaina de Segovia. Estos últimos acompañaron, además, el pasacalles y vermú por el pueblo. Asimismo, la tarde la amenizaron las actuaciones de El Hombre Folkíbero, el Nuevo Mester de Juglaría y El Albor de la Yesca.

Este tercer maratón, que superó las expectativas de asistencia previstas, cerró con la entrega de la recaudación, esperando mantenerse o incluso superar lo conseguido en próximas ediciones. Porque, como se repitió a lo largo de la jornada, “cualquier esfuerzo es poco cuando la causa lo merece”.