Identifican a los lanzadores de cohetes durante el incendio de Navafría

La Guardia Civil localiza a los tres jóvenes autores gracias a la colaboración ciudadana, y han pasado a disposición judicial

4 1 WEB 1
Carcasa de los fuegos artificiales lanzados en la madrugada del 17 de julio.

La Guardia Civil ha identificado a dos mujeres y un hombre que lanzaron fuegos artificiales en la madrugada del 17 de julio en la localidad de Navafría, cuando aún estaba activo el incendio que se había declarado dos días antes en el término municipal, y que quemó casi 900 hectáreas forestales, algunas viviendas, y obligó a desalojar a unos 200 vecinos de las vecinas localidades de Torre Val de San Pedro y Val de San Pedro.

Esta acción imprudente se llevó a cabo con el incendio aún latente. Se trata del fuego más grave de los ocurridos este año en la provincia de Segovia, y por el que se tuvo que declarar el nivel 2 de alerta, iniciado el día 15 de julio.

La Junta de Castilla y León incrementó las medidas de restricción de uso del fuego entre los días 16 y 19 de julio, decretando la situación de alerta ante el incremento de incendios, prohibiendo cualquier actividad en espacios abiertos con fuego.

En la noche del 16 al 17 de julio a las 3,10 horas, las personas ya identificadas, lanzaron artificios pirotécnicos (fuegos artificiales), sin tener presente ninguna de las medidas restrictivas y prohibidas por normativas impuestas de la Junta de Castilla y León en prevención de incendios, por lo que se inició la correspondiente investigación para el esclarecimiento total de los hechos.

Tras la inspección ocular en el lugar de los hechos y la realización de numerosas gestiones, en las que contaron con la colaboración de los vecinos, se pudo identificar a tres personas como presuntas responsables del lanzamiento de los fuegos artificiales, tal como informó ayer la Subdelegación del Gobierno en Segovia.

Estas circunstancias junto con la identificación de los responsables ya han sido puestas en conocimiento de las autoridades judiciales y administrativas.

La Guardia Civil ha agradecido la colaboración ciudadana que ha permitido la identificación de estas personas.

Precisamente la Guardia Civil de Segovia dio por resuelta esta semana también el origen de este incendio. Según sus investigaciones, el fuego tuvo un origen accidental, provocado por un vehículo especial agrícola que circulaba con un paquete de hierba seca para su ganado por el camino del ‘Arroyo de las Truchas’. Al parecer, la fricción de alguna pieza metálica del vehículo o incluso por una deflagración, como la carbonilla incandescente dimanante del sistema de escape, pudo provocar la ignición de la vegetación y de ahí extenderse al pinar.

Ver más artículos

Redactor jefe de EL ADELANTADO DE SEGOVIA