Publicidad

c.n. / cuéllar

Honorse-Tierra de Pinares vuelve con su Proyecto de Empleo y Emprendimiento Juvenil, una iniciativa premiada por la Fundación Caja Segovia-Bankia que se va a desarrollar hasta diciembre en los centros de educación secundaria de Cuéllar, Carbonero El Mayor y Cantalejo. Así, comenzó ya en el IES Duque de Alburquerque, de Cuéllar, la semana pasada. 

El proyecto permite continuar y avanzar con el trabajo desarrollado en años anteriores con los jóvenes matriculados en los IES de la comarca. “Entendemos imprescindible trabajar con diferentes generaciones para impulsar el espíritu emprendedor, para orientar a los jóvenes en la definición de su itinerario personal y profesional; ayudarlos a tomar la decisión más acertada para su inserción laboral a corte y medio plazo, y para fomentar el arraigo al territorio”, definen desde Honorse.

En la propuesta se trabaja con diferentes grupos de la ESO y Bachillerato, para los cuales se han planificado distintas actividades de motivación, orientación, debate y reflexión sobre el empleo, las empresas del medio rural, las visitas a empresas y encuentros con emprendedores. Se prevé la participación de 400 alumnos de los cuatro institutos de la comarca.

Las actividades son un complemento imprescindible en la educación de los jóvenes del medio rural; de este modo, pueden contar con un mayor conocimiento y contacto con la realidad empresarial de su comarca y pueden descubrir las posibilidades de emprender o desarrollar su carrera profesional en la comarca al concluir su etapa académica, que en muchos casos se hace fuera de la comunidad.

Desde Honorse-Tierra de Pinares continúan con el objetivo de poner en valor los recursos de la comarca y que los jóvenes contemplen su futuro en ella, algo que cada es más costoso y que se une a la España Vaciada. No obstante, con estas iniciativas, los jóvenes cada vez abren más la mente para valorar como posibilidad -al menos- emprender o continuar con un negocio que tiene su nicho de mercado en la comarca. Programas como ‘Empléate en Tierra de Pinares’ y ‘+ empresas, + empleo’ están contribuyendo que este sector d ela sociedad que es el presente y será el futuro, vean la potencia de muchas empresas actuales que, en su día vieron las posibilidades que ofrece la comarca. En algunos encuentros con empresarios que tuvieron lugar el curso pasado, estos hicieron llegar a los alumnos la falta de, por ejemplo, técnicos de mantenimiento de la industria agroalimentaria, que tiene que llegar desde lugares ajenos a la comarca.

El concepto del arraigo a la tierra, también en declive, es el trasfondo de estos talleres y proyectos que luchan directa e indirectamente contra la despoblación. Acabar con ese desarraigo y mostrar que la comarca ofrece unas facilidades que la urbe no, es el fin último de estas iniciativas que poco a poco se hacen hueco entre los institutos de la provincia. Los equipos directivos también reciben con ganas estas propuestas que ahora igualan las oportunidades y desgranan el amplio espectro de posibilidades que existe al concluir los estudios de formación de los jóvenes.