Encuentro en el IES Hoces del Duratón./ c.n.
Publicidad

El proyecto de Honorse-Tierra de Pinares para acercar la experiencia de emprendedores de la comarca a los alumnos de los institutos de la zona ya ha comenzado. El elegido fue el IES Hoces del Duratón, de Cantalejo, ante 23 alumnos de segundo de Bachillerato y Formación Profesional.

Los empresarios asistentes para compartir su experiencia con los jóvenes fueron Rocío, promotora del Parque Multiaventuras y de Ocio de Sanchonuño Pinocio y del Albergue Juvenil de Cuéllar; Beatriz, promotora de la estación de servicio Low Cost en Vallelado; Pilar Criado, promotora de la Policlínica Pilar Criado en Carbonero El Mayor; y Albano, promotor de la industria de productos hortícolas ecológicos Ecoeduco, en Campo de Cuéllar.

Las cuatro iniciativas son proyectos leader, apoyados por Honorse Tierra de Pinares en el marco de los diferentes programas leader. Contribuyen a fijar población no solo por el empleo y riqueza que aportan en la comarca Tierra de Pinares, sino por su efecto social en el territorio, con el que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los habitantes de la comarca. Los de estos cuatro vecinos empresarios de la comarca fueron cuatro ejemplos perfectos de emprendimiento en diferentes sectores que aportan productos y servicios necesarios para el medio rural, que contribuyen a su promoción. Los participantes dieron a conocer a los alumnos su camino recorrido hasta llegar a gestionar de manera óptima sus pequeñas empresas, “un camino nada fácil pero muy gratificante a nivel personal y profesional”, reconocieron. Dejaron claras las dificultades que conlleva emprender en el medio rural, pero que a veces, con la perspectiva adecuada, se convierten en oportunidades singulares que no encontrarías en otras ubicaciones. Dieron mensajes de ánimo a los jóvenes y consejos para que continúen con su carrera formativa y posteriormente profesional, que les permita en un futuro emprender en su comarca, “en la que es posible vivir y con una calidad de vida envidiable”.

Durante la jornada se trasladó a los jóvenes la necesidad de que los propios habitantes de la comarca deben valorar su territorio , deben creer en él y se animó a que retornen a la comarca tras culminar sus estudios, para desarrollar nuevas actividades económicas que generen empleo y riqueza, productos y servicios necesarios para mejorar la calidad de vida de la comarca; o bien para aportar su conocimiento y experiencia en empresas que actualmente forman el tejido empresarial de la comarca. La participación de los alumnos fue espléndida y agradecieron a los asistentes esta información con un caluroso aplauso.

Desde Honorse se ha organizado esta actividad dentro del Proyecto Empleo y Emprendimiento Juvenil en Tierra de Pinares, premiado por la Fundación Caja Segovia –Bankia y parte integrante de la estrategia del proyecto de cooperación regional ‘+empresas +empleo’, con el objetivo de fomentar en los jóvenes el arraigo al territorio a partir del conocimiento del mismo.

Estas actividades son un complemento imprescindible en la educación de los jóvenes del medio rural, de tal forma que puedan tener un mayor conocimiento y contacto con la realidad empresarial de su comarca y puedan descubrir posibilidades de emprender o desarrollar su carrera profesional en esta comarca al finalizar su etapa académica.