El cicerone de la ruta explicará la historia y las leyendas que se rumorean que tuvieron lugar en el Palacio de Valsaín.
El cicerone de la ruta explicará la historia y las leyendas que se rumorean que tuvieron lugar en el Palacio de Valsaín. / E. A.
Publicidad

El Real Sitio de San Ildefonso cuenta con muchos lugares especiales, tanto en los cascos urbanos de La Granja y Valsaín como por sus parajes. Casi todos son bien conocidos por los vecinos y visitantes por su belleza o importancia a lo largo de la historia.

Sin embargo, también cuenta con otros lugares de similar importancia histórica pero menos explotados por el turismo. Además, algunos de estos lugares mezclan la realidad y la leyenda.

Así, la Fundación Caja Rural de Segovia ha organizado para mañana una ruta guiada que transcurrirá íntegramente por parajes de ambos municipios.

Se tratan de 14 kilómetros fáciles de transitar ya que el terreno es muy liso. Además, explica el cicerone de la excursión, el deportista local Raúl García Castán, “la ruta va contorneando el Real Sitio e iremos haciendo muchas paradas para contar las historias y leyendas de lo que vamos visitando, por lo que la excursión es muy fácil”.

“Conoceremos los monumentos y accidentes naturales pero también las historias y leyendas que hay detrás”, confirma Castán.

Paradas en la ruta

El trayecto comenzará en el camino de las Pesquerías Reales, que trascurre en paralelo al río Eresma, por su margen izquierdo. En ese lugar, el Rey Carlos III, que era muy aficionado a la pesca, mandó construir unas escaleras para acceder de manera más fácil al río, y, en el propio cauce construyeron también pequeñas cascadas “para que al caer, el agua se oxigenara y las truchas que pescara fueran de la mejor calidad”, asegura el cicerone de la excursión.

Los participantes seguirán avanzando hacia Valsaín para parar en la antigua fábrica de ‘La Luz’, como se la conoce tradicionalmente. Esta infraestructura (ahora rehabilitada) se construyó en 1927 y se trató de la primera central hidroeléctrica de la zona, transformando la fuerza del agua de ‘El Salto del Olvido’ en energía.

Tras esta parada, los excursionistas caminarán hasta una antigua posición de la Guerra Civil Española, un búnker hexagonal. Allí Castán les hablará “de la ofensiva de los soldados de La Granja” en la batalla que allí se llevó a cabo.

Tras los apuntes de historia llegarán hasta el Palacio de Valsaín. Una antigua edificación que fue construido como pabellón de caza de Enrique III. Es decir, un lugar donde descansar en sus largas sesiones cazando por los Montes de Valsaín. Los distintos Reyes que lo fueron ocupando también lo fueron haciendo más grande, hasta que Carlos V lo convirtió en un Palacio. Y hasta Felipe II se casó en él.

El edificio fue usado como Palacio de verano hasta que fue construido el de La Granja.
Cuenta la leyenda, y los lugareños así se lo han contado a los más pequeños del lugar, que desde las ruinas del Palacio de Valsaín había pasadizos secretos que llegaban hasta Segovia.

Fantasía o realidad

Jesús de Aragón”, explica Castán, “escribió un libro llamado ‘La sombra blanca del Casarás’, en el que mezclaba historia real y leyendas. Y parte de la novela trata del Palacio”, relata y desvela que “hay personas del pueblo que lo leyeron y debieron mezclaron la parte de realidad con la fantasía”, imagina Raúl García Castán.

Desde allí, el grupo continuará su camino hasta otra central hidroeléctrica, ‘Infanta Isabel’ y, a su lado, ‘La Poza del Huevo’, una pequeña caldera que se convierte en piscina natural en verano.

El siguiente punto a descubrir serán las ‘Ruinas del Cebo’, una construcción donde guardaban alimentos para atraer a los animales salvajes. Cuando ‘picaban el anzuelo’ les encerraban hasta el día de caza, momento en que los soltaban y acudían a su caza.

Para finalizar y volver al punto de salida, los excursionistas visitarán, por fuera, el Palacio de Santa Cecilia. “Es espectacular verlo de cerca”, asegura el cicerone.

El punto más original de la ruta será la comida. Habitualmente es un bocadillo de jamón pero, en esta ocasión en que la excursión coincide con el concurso de ‘Tapas de Judión’ que está teniendo lugar este fin de semana, esa será la comida, un par de vales para que cada uno elija el restaurante y la manera en que prefiere comer los judiones.