María Concepción García Asenjo, la nueva alcaldesa de Cerezo de Abajo. / El Adelantado
Publicidad

Mª Concepción que cuenta con una dilatada experiencia como concejala, se ha convertido en la nueva alcaldesa (del PSOE) del Ayuntamiento de este pequeño y deshabitado municipio que se encuentra a dos kilómetros de Madrid.

— ¿Podría hablar sobre su trayectoria política y trayectoria profesional? ¿Ha participado en otras actividades dentro del municipio?
— Antes de ser alcaldesa fui durante cuatro años concejal también aquí en el municipio, me encargaba de asuntos relacionados con obras y personal. Finalmente, he dado el paso decisivo hacia la Alcaldía.Por otro lado, soy autónoma al igual que mi marido. Tenemos una pequeña empresa de taxis desde hace muchos años.

— A pesar de llevar poco tiempo en el cargo, ¿Tiene ya algún proyecto en mente que quiera llevar a cabo durante su legislatura?
— Tenemos mucho, pero estamos empezando. Ahora mismo somos 120 habitantes, antes éramos bastantes más vecinos pero ha bajado mucho en estos años la población. Para incentivar a las personas a que vengan a nuestra localidad vamos a convertir una residencia pública en residencia privada.

Creemos que esto puede atraer a bastante gente, sobre todo jóvenes que busquen trabajo ya que esto daría bastantes oportunidades de empleo. Por otro lado tenemos buena red de WiFi porque además disponemos de una situación muy buena estamos a dos kilómetros de Madrid con una autovía y eso también nos favorece. De todos modos estamos aterrizando, poco a poco iremos viendo lo que va ocurriendo y las iniciativas de proyectos que surjan con el tiempo y la experiencia. Respecto al agua no hay nada que resolver. Tenemos una planta con dos depósitos bastante grandes. En verano, Algún año como por ejemplo este, podemos encontrar ciertos problemas pero hay varios pozos por lo que cuando ocurre esto, se soluciona rápidamente y con total seguridad.

— ¿Qué es lo que le motivó realmente a presentarse a la Alcaldía?
— Me he presentado por mi pueblo, y por mi gente. Queremos intentar que sea más conocido porque no podemos abandonarlo. Hay muchas alternativas para salvarlo y tenemos que luchar por él. El principal motivo por el que me presento es para evitar que desaparezca.

— ¿Cree que le va a resultar complicado desempeñar su nuevo cargo?
— Ya lo creo que sí. También he llegado a penar que es posible que pierda algún amigo. De todos modos, aquí en Cerezo, ninguno tenemos dedicación exclusiva. Invertimos nuestro tiempo y nuestro dinero. Cada uno lleva su concejalía y tiene que ser así. Pero tanto mis concejales como yo vamos a poner todo nuestro empeño y esfuerzo para que funcione de la mejor manera posible. Por ejemplo si tengo que viajar para solucionar cualquier asunto no me supondría problema.

— ¿Teme no ser respetada al ser la primera mujer ocupando la Alcaldía?
— Es cierto que soy la primera mujer alcaldesa de Cerezo de Abajo. Creo que lejos de estar reticentes ante el nuevo resultado de las elecciones, los vecinos están contentos de que yo sea la primera mujer en ocupar el cargo. Simplemente se ha dado la casualidad de que siempre se han presentado y salido hombres elegidos, no necesariamente por el hecho de ser varón.

— ¿Cree que puede aportar algo nuevo a sus vecinos?
— Considero que aportar algo nuevo a estas alturas va a ser complicado. Por encima de todo me gustaría ser una alcaldesa asequible y cercana. He vivido aquí prácticamente toda mi vida, excepto unos años, luego volví, cuando monté el negocio con mi marido que ha vivido ahí también toda su vida. Estoy ilusionada y haré todo lo posible para sacar el pueblo adelante porque ha formado y seguirá formando parte de mi vida.