La Virgen salió también en procesión tras la misa celebrada en honor a los mayores. / PEDRO DE LA PEÑA
Publicidad

Los fuegos artificiales y la verbena con la orquesta SMS pusieron ayer el punto y final a las fiestas patronales de Valsaín. Han sido cinco días de alegría y jolgorio en la calle, acompañados de buen tiempo, que ha invitado a vecinos y visitantes a disfrutar de unos festejos con actividades para todos los públicos. Sin duda, uno de los acto más destacados y emotivos de estas fiestas fue el concierto que ofreció Manu Tenorio el viernes a beneficio de la Asociación contra el Cáncer. Gracias a la colaboración de los asistentes, se recaudaron 8.319 euros, una importante cantidad para los objetivos de la asociación.

También ha habido encierros camperos y encierros nocturnos, con una gran asistencia de aficionados, actividades para los más pequeños y también para los mayores, como la popular comida homenaje, y como no actuaciones musicales para todos los gustos y animadas verbenas. Además, la imagen de la Virgen del Rosario ha salido en procesión varios días, para mostrarle devoción.